“La hoja es el equivalente a la vida”

Entrevista con Franco Rivero

Ciclo Conversaciones de Novela en el Fogón

Entrevista con Luis Argañarás

50 años del Rock en la Argentina

Entrevista con Marcelo Fernández Bitar

miércoles, 23 de mayo de 2018

Inauguraron la muestra "Colección Aurelio Schinini



El Instituto de Cultura de la Provincia, el Museo de Bellas Artes "Dr. Juan R. Vidal" y la Asociación Amigos del Museo inauguraron días atrás la muestra Colección Aurelio Schinini. La misma está compuesta por un conjunto de obras, entre dibujos, pinturas y esculturas de varios artistas, que pertenecieran a la colección privada del recordado investigador y difusor cultural. Estas obras fueron donadas al Museo recientemente. El evento se realizó en el marco del Día Internacional de los Museos.

Paulo Ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar

“Agradecemos la generosidad Aurelio Schinini, que supo ser un amigo de la casa. Fue un asiduo visitante del Museo de Bellas Artes. Queremos agradecer la presencia de todos ustedes por acompañarnos en esta presentación. En nombre del Instituto de Cultura y del Museo de Bellas Artes invitamos a todos a visitar esta muestra”, expresó en la inauguración el licenciado Luis Bogado.

En el marco de la inauguración que fue curada por Elisa Martínez y Luis Bogado, se leyó una adhesión del Instituto de Botánica de Corrientes. “Las autoridades y miembros del Instituto de Botánica del Nordeste adhieren al espíritu de la muestra. La misma recuerda la personalidad de quien desarrollara su vida profesional en el seno del Ibane. Por esta vía felicitamos al Instituto de Cultura de Corrientes, al Museo de Bellas Artes y a la Asociación de Amigos del Museo por esta muestra. Además a los curadores de la muestra Eliza Martínez y Luis Bogado”, rezó la misiva.


Por último, en la inauguración hizo uso de la palabra Fernando Vargas Gómez, “nosotros lo conocimos hace mucho tiempo y los conocimientos que impartía eran importantes. Aurelio era un hombre comprometido. Fue un inmigrante exitoso. Siempre fue paraguayo de corazón pero estaba muy compenetrado con esta tierra. Fue un extranjero que supo hacer patria aquí y eso fue así de gran importancia para todos. Siempre se sintió un nómade, estudio en muchos lados y habla muchos idiomas. Fue siempre generoso. En vida donó muchas de sus cosas. Muchas plantas tienen su nombre. Escribía para revistas importantes del mundo. Siempre fue generoso. Se harán muchas otras donaciones y se dotará el patrimonio cultural a otras instituciones. Su trabajo tiene mucha valía y se merece estar en un lugar que permita el contacto con todos”, concluyó.


Integran esta colección un lote de casi cincuenta obras de artistas como Carlos A. Longa, Mabel Vilchez, José Mizdraji, Alberto Iñiguez, Norma Capponcelli, Ofelia Fisman, Daniel Cian, Fernanda Toccalino, Dufva Nielsen, Edgar Piñeiro, Ricardo Migliorisi, Gustavo Mendoza, Marcelo Totis, Luis Niveiro, Miguel Niella, entre otros, y que formarán parte a partir de ahora del patrimonio del Museo.

En el marco de esta inauguración actuaron Ivan Minchoff en saxo y Agustín Solis en piano. Los mismos fueron después reconocidos por el licenciado Luis Bogado por su aporte a la cultura y su contribución al espacio sonoro del Museo.

Esta muestra podrá ser visitada hasta el 1° de junio en los horarios habituales del Museo, de martes a viernes de 8 a 12 y de 16 a 20. La entrada es libre y gratuita.

martes, 22 de mayo de 2018

Bonamino: "En el chamamé hay todo por hacer"

Hace pocas semanas atrás Mauro Bonamino Grupo se presentó en el Primer Festival Internacional de Chamamé de Campo Grande, un proyecto impulsado por el productor Wilson Taveira Junior en la ciudad capital del estado de Mato Grosso do Sul. “Volvimos con una inyección muy grande. Tanto en Europa como en Brasil están ávidos por la música folclórica latinomericana”, explicó Bonamino en una charla con ñeepora.com.ar

Por Paulo Ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


El grupo que ya se consolida en formato de cuarteto está conformado por Mauro Bonamino en acordeón, Samuel Rodríguez en guitarra, Marta Toledo en voz y Federico Mayuli en contrabajo.
“Hace unos años entablamos una amistad con Wilson Taveira Junior. Él es productor de Campo Grande Brasil. Se dedica a llevar adelante distintos proyectos culturales vinculadas al arte en sus diferentes ramas. El contribuye desde ese lugar en la sociedad”, cuenta Bonamino.


Se conocieron hace tres o cuatro años en una edición del Mercado del Chamamé. Taveira siempre trabajó por el chamamé. “Para nosotros es buena la posibilidad de llegar a Brasil con la música que hacemos por el respeto que tienen ellos por el chamamé”, subraya.
“Nos motiva mucho llegar con nuestra música a Brasil porque la gente sabe mucho sobre este género. Todo lo que realizan o todo lo que crean en torno de esta música lo hacen en un lugar de profundo respeto. Muchas veces tienen más presente o consideran algunos puntos que a los productores de la Argentina se les escapan”, explica.

“Llegar a Campo Grande fue llegar a un lugar que considera mucho más el hecho artístico antes que el entretenimiento. Esa sería la síntesis de lugar que ocupa el chamamé en Brasil. Allá no es un entretenimiento sino un hecho artístico”, subraya e insiste. “El chamamé en Brasil no es mero entretenimiento”.

“Como grupo la experiencia de haber formado parte del festival nos reveló una gran sorpresa, no sólo por tratarse de un evento que tiene al género chamamecero como protagonista, sino encontrarse con una ciudad y una región que vive el chamamé intensamente, con programas radiales y espacios físicos dedicados a esta música”.

Emparentados

La música de Campo Grande se emparenta mucho con lo que sucede en el litoral argentino. “Ahora no es curioso que ellos tengan firmados convenios con Puerto Tirol, Chaco y Posadas, Misiones, no así con Corrientes que sería la capital mundial del chamamé. Ellos llevan lazos profundos en pos de favorecer a la música, a nuestra música”, explica Mauro Bonamino en comunicación telefónica.

“Cuando llegamos a Brasil nos fuimos a comer a la casa del papá de Taveira. Tiene un patio enorme; es como una pista de baile chamamacera. Había otros músicos de la región, músicos de Brasil como Yangos, Marcelo Rojas, entre otros. Estábamos todos en el patio sin música fuerte, debajo de unos árboles comiendo en torno a mesas largas. Todos estábamos charlando con todos y alrededor de un ambiente profundamente comunitario. Hubo debates importantes en torno del chamamé. El viaje y la presentación significaron un impulso muy fuerte para el grupo”, destacó.

“En junio entramos a grabar”

“El cuarteto está en pleno proceso creativo. Dada determinadas situaciones del ambiente estamos puliendo distintos aspectos de nuestra vida artística. Cuando volvimos del viaje de Europa, el año pasado, descubrimos que están receptivos a la música latinoamericana. Hay artistas de muchos géneros que están llevando su música allá. Hay mucha recepción de la música folclórica latinoamericana lo que nos motiva a trabajar muchos aspectos que van más allá de lo musical”.

“El cuento de que el chamamé llegó a todo el mundo es mentira. Está todo por hacer. Este año no vamos hacer una gira por Europa sino que vamos a grabar el disco. El cuarteto está más nucleado en Corrientes, esto nos permite trabajar y definir el disco que hace tiempo queríamos hacer. El mes próximo vamos a grabar. Somos autogestores. Eso también hace más difícil a veces las cosas, o alarga los tiempos”, concluye.

viernes, 18 de mayo de 2018

Marcos Kura: “El arte es reflejo de cada artista”

El Instituto de Cultura de la Provincia y el Museo de Bellas Artes “Dr.  Juan Ramón Vidal” invitan a visitar la muestra “Noches de Insomnios” del artista Marcos Kura. Las obras se encuentran en la Sala Justo Díaz de Vivar del Museo y es un homenaje al poeta correntino Mariano Soto.  “La vida está hecha de sensaciones bellas como dolorosas y el arte es un reflejo de todas esas vivencias. Esta muestra es un homenaje a las personas que no están, a los maestros que no están, familiares, amigos”, resaltó Marcos Kura en la inauguración de la muestra. La misma estará abierta al público hasta este domingo.

Paulo Ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar

“No soy objetivo sino muy subjetivo. Llevamos 20 años trabajando juntos. Hay trabajos que los vi mientras él los estaba haciendo. Cuando hacía bocetos, cuando iba ensayando sobre una idea o una obra a dibujar. Marcos es como un hermano, llevamos 15 años corridos trabajando sobre historietas, vi algunos de sus trabajos que se estaban haciendo e hice textos para obras que él había dibujado. Hay como seis, siete u ocho versiones de cada obra realizada. Hay trabajos que se perdieron”.explicó en alusión David Zaracho.

Por su parte el artista Marcos Kura agradeció a su padre y a los amigos que ayudaron en la composición de la obra. “Agradezco a quienes me acompañaron en la inauguración. Sin las personas, sin el público, los artistas no seríamos nada. Esta muestra en particular es muy especial para mi porque pasaron tres largos años de que no exponía en el Museo. En ese lapso pasaron situaciones y pérdidas de personas que amé en la vida”.

“Hoy pensaba que el arte en sí sirve para transmitir tanto belleza como tristeza. El arte sirve para transmitir un sinfín de sensaciones que hoy en día estamos sujetos a vivirlas. Somos humanos y la vida está plagada de un abanico de sensaciones. Si yo plasmara siempre la belleza sería un hipócrita, no sería yo en ese caso y no sería fiel a la tierra donde vivo. La vida está hecha de sensaciones tanto bellas como dolorosas. El arte es un reflejo de todas esas vivencias”, expresó Kura.

Luego el artista acompañó a los presenta a recorrer cada pieza. El público se detenía ante cada cuadro y algunos se sacaban fotos. También después hubo espacio para compartir un refrigerio.

Por último Marcos Kura resaltó, “esta muestra es un homenaje a las personas que no están, a los maestros que no están, familiares, amigos. Hay en todo un halo de sensaciones especiales ya que lo armé en un contexto personal muy particular. Bajo esta premisa fue hecha esta muestra. Agradezco al museo por esta apertura y por dejarme exponer en este lugar tan prestigioso para el arte”.

martes, 8 de mayo de 2018

Esta semana continúa abierta la muestra “Variaciones temporales en el espacio”


El Instituto de Cultura de la Provincia y el Museo de Bellas Artes “Dr.  Juan Ramón Vidal” invitan a visitar la muestra “Variaciones Temporales en el Espacio” del escultor Daniel Sotelo. “Estas esculturas reflejan el crecimiento del arte en Corrientes. Cabe señalar que una de sus obras participará de la Bienal de Arte y Arquitectura que se llevará a cabo este mes en Venecia. La misma representará a Corrientes y al país”, destacó en la apertura el presidente del Instituto de Cultura, arquitecto Gabriel Romero. La muestra reúne un conjunto de esculturas realizadas en metal.

Paulo Ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar

La apertura contó con la presencia de un marco importante de público, jóvenes artistas se acercaron a acompañar a Daniel Sotelo e interactuaron sobre sus obras.  Esta es su primera muestra individual en el Museo de Bellas Artes.

“Tenía obras desde el 2006. En ese año había empezado la carrera de escultura y participcé de distintos tipos de encuentros, simposios, bienales”, explicó Daniel Sotelo. “En esta muestra encontrarán algunas obras que fueron bocetos y que fui presentando para algunos encuentros de escultura o concurso de esculturas. Estas las fui reuniendo en más de diez años de trabajo”.


En las presentaciones hubo mucho público y las instalaciones del Museo de Bellas Artes se vieron desbordadas por la presencia masiva de jóvenes y adultos. Sotelo señaló que le gusta trabajar el acero. “Más allá de que sea un material muy frío, trato de que con la técnica que uso y cuando voy puliendo deje de ser frio. Así el público puede admirar la obra de otra forma. Además este material cuando se termina no necesita tanto cuidado como un acero al carbono, que se oxida. Estas obras una vez que están terminadas sé que pueden durar más de 50 años, mucho más todavía. Todo dependerá del cuidado que tengan. Me encanta y me fascina trabajar con acero inoxidable”, subraya.

“Gracias a los distintos encuentros en que he participado tengo obras emplazadas en Uruguay, Brasil, Chile, Perú y en distintos puntos de Argentina. Este mes de mayo habrá una obra mía en la Bienal de Venecia, motiva la misma la exposición de Arquitectura y Escultura. Esto fue a través de una fundación que vio mis trabajos y se contactaron conmigo. Me dijeron que les gustaban mis obras, le envié más fotos de distintas obras y ellos estaban interesados en mi técnica. Ahora gracias al apoyo del Gobierno de Corrientes a través del Instituto de Cultura podré viajar a Venecia y llevar mi obra”, comentó el artista.

Mientras hablaba con algunos jóvenes artistas, Daniel los alentaba a trabajar intensamente en cada obra. Además puso de relieve que “exponer en el Museo de Bellas Artes es lo mejor que me está pasando. Siempre lo busqué. Siempre admiré a otros pintores y artistas que expusieron en estas salas del Museo de Bellas Artes. Generalmente no mostraba mis obras, me costaba mucho antes mostrar mis obras. Poco a poco fui saliendo, participando de distintos eventos donde sabía que al concluir mi obra debía quedar en el lugar. Así fui saliendo de mi taller y en cada encuentro que participaba dejaba una obra. Hoy exponer aquí es de gran importancia”, concluye.

Cabe señalar que el Museo ha recibido en donación la obra “The big bang”, escultura de acero inoxidable y realizada con la técnica del hidro conformado. La misma pasará a formar parte del patrimonio de la institución y estará expuesta en la Sala “José Negro”.


lunes, 7 de mayo de 2018

Corrientes adhiere al Día Nacional de los Monumentos

El Instituto de Cultura de la Provincia de Corrientes adhiere al Día Nacional de los Monumentos. El mismo es organizado por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos del Ministerio de Cultura de la Nación. Se realizarán actividades a lo largo de toda la provincia los próximos días 12 y 13 de mayo. El arquitecto Gabriel Romero, presidente del Instituto es actual vocal de la Comisión Nacional y al arquitecta Marisol Maciel es delegada.

En los próximos días 12 y 13 habrá actividades gratuitas y distintas propuestas tanto en Capital como en varias localidades del interior de Corrientes.


En la ciudad de Corrientes estarán abiertas las puertas para visitas guiadas el Museo de Bellas Artes “Dr. Juan Ramón Vidal”, el horario será de 9 a 12 y de 17 a 20. Por su parte el Museo Arqueológico y Antropológico de Casa Martínez estará abierto de 10 a 17. Por su parte el Museo de sitio Arqueológico y Antropológico “Casa Molinas”, Pelegrini 937, estará abierto de 10 a 20 horas. En el Monumento a Amado Bonpland, avenida Costanera General San Martín acompañaran esta jornada de 9 a 12. En la Casa del Ex Gobernador Manuel Ignacio Lagraña, Pellegrini 894, también estará disponible para visita.

En el interior, Esquina, la Casa Histórica – Museo Temático del Doctor José Alfredo Ferreyra y la Escuela Normal, Lamela 655, estará abierta el sábado 12 de 19 a 21 y el domingo de 13 de mayo de 17 a 19.

En Gobernador Virasoro el Sitio Arqueológico de San Alonso, antigua capilla jesuítica, ruta nacional 14 paraje San Alonso, abrirá sábado y domingo de 8 a 12 y de 14 a 17. En la misma localidad, en el Complejo Muralístico Arquitectónico del General don José de San Martín, Plaza San Martín, realizarán visitas guiadas de 9 a 17 los días sábados y domingos. EN la misma localidad se encuentra el Monumento a Isacco Abitbol, Plazoleta Isacco Abitbol, Barrio 325 viviendas. El sábado 12 se realizará una actividad de concientización sobre el cuidado de los monumentos, murales y espacios públicos con números artísticos, charla sobre la vida del “Patriarca del Chamamé” a cargo de Juan Rodríguez.

En San Roque habrá amplia oferta cultural que incluye muestras fotográficas y espectáculos musicales tanto el sábado como el domingo. El Museo de Arte Sacro, cito en Berón de Astrada y San Martín, estará abierto durante todo el fin de semana.

En los próximos días se ampliará la agenda con las actividades en otros puntos de la ciudad y la provincia. Para más información pueden escribir a los siguientes direcciones de correo electrónico de Mercedes Vera merce1vera@hotmail.com y Marisol Maciel marsolmaciel@hotmail.com

lunes, 23 de abril de 2018

Fusco:"El silencio es un buen termómetro de sintonía con el público"

La Orquesta Sinfónica, dependiente del Instituto de Cultura de Corrientes se presentó en la tarde del domingo en el Museo de Ciencias Naturales “Amado Bonpland”, en el marco de la propuesta “Bonpland clásico”. El concierto estuvo dirigido por la maestra Andrea Fusco, con un repertorio de tango y música clásica. Un público heterogéneo, de todas las edades, desbordó la sala del Museo.

por Paulo Ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar

“Siempre buscando romper las estructuras y ampliar los horizontes. La intención de la Orquesta Sinfónica es llegar a un público nuevo, llegar al público que no haya escuchado música clásica”, destacó la maestra Andrea Fusco.


El concierto comenzó fuera del Museo para atraer a las personas que paseaban por la Costanera. Muchos de ellos se vieron atraídos por la música y decidieron ingresar al Museo. “El sonido es lo que atrae. Hoy tocamos toda música clásica y estuvo acompañado por el público. Es cuestión ahora de seguir alimentando este camino. Al comienzo fuera del Museo hicimos algo de Piazzolla. Adentro ya fue todo música clásica como La danza macabra de Saint Saëns, entre otros temas”, comentó.

En el lugar muchos toman fotos, hacen filmaciones, por momentos hay silencios largos y miradas concentradas. Los instrumentos de cuerda se amplifican. El público se concentra alrededor de los músicos mientras otros recorren la amplia sala del Museo de Ciencias Naturales concentrando su atención en los paneles de aves o mamíferos de Corrientes.

Los músicos están vestidos de negro, algunos atenuados por sonrisas blancas y brillantes. Miradas serías y fijas en las partituras. “Estamos agradecidos por el silencio, por el acompañamiento. Estamos agradecidos también al Museo por cobijarnos en este hermoso espacio”, manifestó la maestra Fusco sobre el cierre del concierto.


Los aplausos estallan con entusiasmo. Entre los músicos hay quienes dejan traslucir su felicidad ante la lluvia de cumplidos por parte del público. Algunos de ellos devuelven amplia sonrisa de ojos encendidos. “Para nosotros es hermoso poder salir y hacer presentaciones fuera del ámbito del Teatro Vera. Es una excelente oportunidad para salir y que la gente vea un repertorio diferente al que puede escuchar habitualmente. El repertorio nos sienta muy bien porque hoy hicimos tango y después música clásica”, deslizó Fany Gómez, miembro de la Orquesta Sinfónica.


jueves, 12 de abril de 2018

Mariana: “El lenguaje permite expresarse con diferentes matices”

Mientras prepara el lanzamiento de un nuevo libro, la poeta Mariana Rinesi abrió las puertas de su casa para charlar sobre su vida poética, sus comienzos, los poetas correntinos, su relación sanadora con la poesía, entre otros temas. “Cuando comencé a publicar estaba viviendo un momento especial con amigos. Tenía más contacto con escritores y con los lectores”, cuenta. Sus libros 5:25 y El ombligo de Evafueron publicados bajo la Editorial Ananga Ranga Taller, comandado por Tony Zalazar.

Por Paulo Ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar



XXIX.
No importa cuánto pongas tu corazón a salvo.
No hay resguardo alguno, salvo la muerte.
Y de la muerte, no hay resguardo alguno.
Queda entonces latir hasta que alcance.


La casa está perfectamente en orden. Las paredes lucen coloridas, dos de ellas están cubiertas por estantes con libros; otras visten sus propios cuadros como también los de otros artistas. “Pinto sólo para mí y para mis amigos”, advierte. Mariana Rinesi estudió al mismo tiempo Abogacía y Letras, como si fuera poco terminó las carreras casi juntas, “primero Letras y después Abogacía”, cuenta.

Habla casi en susurro, sonríe con los labios, con los ojos, acompaña sus palabras con gestos cuidados como si fuera pintando de colores el aire que nos circunda. Ambos venimos de un día largo, se acercan las diez de la noche y congeniamos en la primera sonrisa juntos, “podemos preguntar y responder sobre cualquier tema”.

— ¿Recordás tu primer contacto con la poesía?

—La primera conciencia que tengo de haber detectado un poema fue en el colegio secundario. Teníamos un profesor muy bueno, Sergio. Él nos había dado a leer un poema surrealista  de Oliverio Girondo que se llama El puro no. Me pareció fantástico ese juego con las palabras.

El segundo poema que me llamó la atención fue uno de Jacques Prévert. Acá ya era un poco más grande y estaba leyendo una biografía de Napoleón Bonaparte de 500 páginas, un libro que tomé de la biblioteca de mi mamá. En el medio me encontré con Prévert que en cuatro líneas resumía la vida de Napoleón.
Después comencé a leer desde el club de libro, de bibliotecas  y de lo que iba comprando.

— ¿Y te acordás cuando comenzaste a escribir?

—En algún momento comencé a escribir pero no me acuerdo. No sé cómo, no fue en la secundaria. Fue después, cuando comencé a estudiar Letras en Humanidades. En el ambiente daba pero empecé siendo lectora y sin buscar me encontré escribiendo poesía.
Fue algo circunstancial escribir poesía, no fue buscado ni premeditado. Además había entrado a la carrera de Letras para ser semióloga,  no para escribir poesía. Había compañeros que sí entraron para escribir o ya estaban escribiendo.

— Además estudiabas Abogacía, ¿todo junto?

—Hice las dos, las fui cursando en paralelo y más o menos me recibí en paralelo. Terminé con mi licenciatura en Letras pero después me dediqué a la abogacía. Hice una especialización en Derecho Administrativo, hice el doctorado y ahora sigo con otra especialización. Trabajo de la abogacía y también en la docencia pero en la facultad de Derecho.

— Héctor Tizón decía que el derecho no estaba alejado de las letras. A él de algún modo le sirvió para escribir. ¿A vos?

—Sucede que ayuda mucho. En derecho todo uno lo expresa con palabras y con la capacidad argumentativa, la posibilidad de llegar a otras personas con ideas que a veces son muy complejas. El manejo del lenguaje es muy útil. En otras palabras, ser buen versero es muy bueno para quien es abogado, más  en este país porque tenemos un proceso judicial y administrativo que es escrito en su mayoría; así que son herramientas que se complementan. A mí me ayuda, y ya es un plus.

 Poesía correntina

“El primer poeta de Corrientes que me llegó lo recuerdo bien”, desliza y sonríe. Antes se seguir acerca unos vasos, bebemos algo fresco ante el calor reinante.  Ella piensa unos segundos mientras el líquido va regando su interior. Sus tacos resuenan en todo el ambiente mientras se mueve por el departamento, como un martillo que golpea en seco mientras quedan algunas palabras en el aire.

“Recuerdo que estaba en Paso de la Patria, era una siesta, pasábamos enero con mi familia. Había tomado de la biblioteca popular una antología de poetas correntinos. En ese poemario me topé con un poema de Sánchez Aguilar que me tocó. El comienzo dice más o menos así: “todos los días se me muere un pájaro / dios qué haré con tanta muerte entre las manos”. Es un muy buen poema. Fue el primer poeta que me sedujo.
El segundo poeta en realidad no sabía bien quién era al principio. Había tomado contacto con el libro Poemas de tractores de Tony Zalazar y Mario Caparra, y no estaba identificado qué poema era de quién. Entonces a mí me gustó todo el libro sin saber cuál de ellos me gustaban más. Los dos son chaqueños aunque ahora Tony vive en Corrientes. Ellos fueron los primeros poetas de Corrientes que me gustaron. Después me sedujeron muchos más, por supuesto”, aclara.


Oficina

Aún en esta memoria editada
donde     coloco la imagen precisa
               construyo paredones
               escribo preguntas
 sos una ventana (al 100% visible)




Capacidad de síntesis

En el departamento de Mariana cada tanto, quizás para romper el silencio, llegan los sonidos de las calles de la ciudad. Con algunas preguntas ella responde con un telegrama, se excusa y sonríe mientras el silencio vuelve a ensayar,  invadiendo el ambiente, hasta que ella decide extender una respuesta o arremeter también ella con las preguntas.

— ¿Dónde recae o por dónde pasa la potencia del poema?

—Me parece que la fuerza del poema está en la capacidad de síntesis. Esa capacidad como decía al principio del poema de Prévert de decir lo que dirías en 500 páginas en narrativa, lo decís en cuatro  versos. Igual de sugestivo y quizás contiene más la esencia de lo que estás diciendo que si te expresas con más detalles o formas descriptivas. Además, el poema se permite jugar con el lenguaje. Si bien hay narrativa lúdica la poesía tiene otra libertad.

— De tu poesía, tengo la sensación de que la encontrás en casi todo. ¿Es así? ¿Por qué?

Es así. Nuestra vida es una vida cotidiana. Entonces lo que tomo de la poesía más que grandes temas épicos son las pequeñas cosas de lo cotidiano. A veces me dicen que esas cosas son demasiado pequeñas: los grillos, una taza de café, lo que fuese...  es lo que tenemos más a mano.
Después surgen por supuesto los sentimientos básicos que todos tenemos, el amor, la desesperanza, la ilusión, la soledad, la amistad, la compañía. Aunque es verdad que hay temas que motivan a escribir más que otros.

— En ese sentido, por ejemplo, la muerte es algo que ronda o se respira en algunos poemas.

—La muerte siempre estuvo presente en mi vida. Te cuento: mi papá tiene una enfermedad desde hace mucho tiempo. Cuando yo tenía 8 años a él le diagnosticaron cinco años de vida. Él  sigue vivo y en perfectas condiciones  de salud, y feliz. Pero se supone que tuvo que haberse muerto hace mucho. De igual modo lo internan de seguido. Cada vez que lo internan dicen "acá no hay más salida" y sin embargo él vuelve a salir.

Estas cosas afectan mucho y en muchos de mis poemas está presente. Las enfermedades crónicas de las personas que una  quiere está o viajan conmigo, por eso quizás la muerte está presente. Quizás esa es una forma de elaborarlo también.

Aquí recae una capacidad que tiene la poesía de elaborar todo el caos de nuestra vida, por un lado todo el caos emocional que tenemos y por otro lado toda la alineación laboral, social. De todas estas cosas uno puede hacer algo bello que de alguna forma te sana. También es una forma de rebeldía frente a lo que te sucede. Frente a todo, frente a la muerte, frente a la sociedad, frente a lo que no te gusta, frente al encorsetamiento social.  A la larga la poesía sana.

— ¿Cómo es tu proceso creativo?

—Me dan ganas de escribir, me siento a escribir y escribo lo que sale. No hay mucho más. Salvo el año pasado que me habían pedido que escriba letras de canciones para musicalizar. Entonces tuve que ponerme a estudiar rimas, acentuación. De lo contrario escribo versos libres. Ante el pedido que me hicieron exploré la parte que es bien silábico, estrofa, rima, conteo. Según Tony me quedan muchos versos sueltos todavía. Pero para mí fue aprender algo nuevo porque estoy acostumbrada a otro tipo de poesía. Escribir para las canciones fue más pensado, prestas más atención al léxico y tenés que estar concentrada dónde se acentúa una palabra y no solo en la imagen del poema.  A veces termina saliendo algo que no tenías previsto que salga, tiene cosas buenas como la musicalidad y tiene cosas malas como cuando no expresa directo lo que querrías expresar.

— Respecto de tu respuesta anterior, ¿recordás algún poema que te haya sanado?

—Hay algunos poemas que me gustan más que otros pero uno que me haya sanado no recuerdo el título. Pero el poema refiera a una internación de papá, cuenta la experiencia del hospitalizado y de los familiares alrededor de una persona hospitalizada. Está publicado en 5.25. Ese me resultó sanador e incluso cuando se publicó el libro no sabía si mostrárselo a papá. No sabía qué podía decir él sobre el texto. Sin embargo mi mamá fue y se lo mostró. Pero era algo que tenía muy guardado y que no quería expresarlo directamente.  Fue sanador. Sin embargo, cuando participo de rondas de lecturas no lo suelo recitar porque es muy íntimo.

— Ese es un buen punto para cerrar. Después de mucho tiempo volviste a participar de una ronda de lectura. ¿Cómo te sentiste?

—Desde hace un tiempo me estaba retrayendo y alejándome de la vida cultural de la ciudad. El hecho de que haya ido ayer (miércoles, día de la poesía) a recitar ahora fue otro paso. Son momentos. En este tiempo creo que voy a salir un poco más porque estuve mucho tiempo retraída. Hacía mucho que no hacía circular mis poemas.

Me sentí bien. Me sentí rodeada de gente que le gusta la escritura, que le gustan los poemas, gente que lee y lo disfruta.  Lectores que disfrutan. Es entonces cuando dan ganas de seguir escribiendo y seguir compartiendo poesía. Fue una inyección. Fue echar un poco de nafta para este momento.

— ¿Habías dejado de escribir?

—El hecho de que no haya participado de las actividades culturales no significa nada. En soledad uno sigue escribiendo porque aun en la soledad te sigue motorizando las mismas cosas. Pero compartir poesía es diferente, saber que hay gente a la que le llega lo que uno escribe siempre genera una conexión, una empatía. Me parece que es un fenómeno muy raro porque eso que vos sentís en la intimidad puede tener algún eco en otra persona. Es quizás un misterio que algo tan íntimo como la poesía que viene así en un momento puntual tenga conexión con otro ser diferente. Esas palabras que fueron tuyas pero que después resuenan en otra persona que tiene una historia completamente diferente es un fenómeno curioso. Estas cosas son en parte las que nos hacen seres sociables, comunicativos.


Preguntas

Mariana chancea con que podía dejarle el grabador y desgrabar la segunda parte de la entrevista. Ella inquiere con insistencia, “es difícil”, musito. “¿Qué es difícil? Expresar lo que uno siente, tomar una decisión o responder”, inquiere. Después se abre la charla en su rica biblioteca y no sumergimos en la poesía. Leemos en silencio. La poesía sigue siendo esa ninfa que nos convocó, y mientras nos alejamos cada uno se lleva poemas para sí.



miércoles, 28 de marzo de 2018

“A espera de viver ao lado teu”

El grupo Nova Bossa propone un recorrido por los nuevos sonidos de la bossa brasileña. Hace un tiempo presentaron un espectáculo cargado de emotividad y sonidos nuevos. La banda está integrada por Pierina Celeste Benítez en voz, César Girard en guitarra, Juan Manuel Tannuri en teclado, Lucho Cadau en bajo y Choko Olmedo en batería. El próximo 7 de abril se presentarán en La Pépinière, ruta 12 Km 1034. Van un arrojo de atrevimiento van pinceladas de lo que fue su más reciente presentación y algo de lo que vendrá.

por paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


Eu te devoro, lanza con una voz entre grave y dulce, sonrisa ancha y encanto desbordante en cada fraseo de este tema de Djavan. Su voz llega como un canto al oído. Su mirada hace un paneo y se parecen algunos cuadros de Eduard, sugiere que nos mira a todos y sin embargo miran a una sola persona. Danza mientas canta y por un momento, solo por un momento, se llevará la atención de todos; después la música nos hará viajar mezclada entre ritmos e historias de Choko Olmedo.


“Nosotros somos Nova Bossa. Para quien no sabe portugués le contamos, Nova Bossa significa Nueva Bossa”, arremete Choko y las sonrisas se encienden. “Qué grande", cualquiera sabe portugués”, deslizan desde el público y las sonrisas ganan a todos.

“La intención de Nova Bossa es tocar justamente las nuevas canciones de la bossa que se están escuchando en el vecino país. Vamos a llevar también algunos clásicos al fanky, un género espectacular. Los músicos saben de qué hablamos pero quienes no son músicos quizás quieran saber de qué hablamos o qué es el fanky. Vamos a pasar una noche muy bien y vamos a divertirnos”, argumente el batero que fue la voz que matizaba la velada entre tema y tema.

El sonido está ajustado casi a la perfección. Desde el público sólo piden elevar el micrófono de la cantante. Todo lo demás sonará limpio, claro. “Estamos contentos de hacer esta música y en poco tiempo más vamos a grabar un disco”, cuentan. Sobre la incorporación de Pierina Celeste al grupo cuenta Choko: “Un día estaba tocando con otra banda que tengo que se llama Puka. De repente veo que en la barra del bar estaba ella, tomando sola. antaba todos los temas que nosotros hacíamos, sabía las letras y se movía también. Entonces pensé que era cantante. Cuando terminamos la presentación me acerqué a ella y le pregunté si era cante. Me dijo que no pero que estaba estudiando canto. Entonces le conté de este proyecto, Nova Bossa. Después me mandó un mensaje con canciones cantadas por ella a capela. Así de simple fue su incorporación”, explica y los aplausos llegan para inundar el lugar.

Entre los temas tocaron Cerrado, Massa, Garota de Ipanema, Agua de beber, entre otros. Son muy pocas las veces en que los temas suenan sucesivos y no hay voces. “Esta propuesta musical viene trabajando mucho para hacer este repertorio. Hace un año venimos ensayando, un poco más quizás”, advierte. “A veces es difícil mantener un proyecto cuando un músico se va —como nos pasó a nosotros— y ese músico sabía todo el repertorio. Se nos fue. Tuvimos que traer a otro y rearmar todo de nuevo. Volvimos a empezar. Ahora lo que ustedes ven es el resultado final pero anduvimos mucho tiempo para lograr este sonido. Además hay que tener muchas ganas y mucho amor por lo que uno hace para sostenerlo. No es fácil”, advierte.

“Bravo”, se escucha entre el público que lo interrumpe con aplausos. En la velada también hubo espacio para recordar a un grande de la música como fue Mario García. La voz de Pierina hiende el ambiente, de pie en medio del modesto escenario sonríe y todo su rostro se ilumina. Con una mueca de felicidad, un modulación acompasada en portugués lanza un Eu sei que vou te amar, y arrebata un suspiro al público. Madura la noche y las emociones también van ganando la piel.

“Nos gusta hacer esta música y ojalá encontremos más lugares para tocar. Gracias a todos los que se acercaron. Gracias a la gente del Flotante. Esta es una sala hermosa y nos gusta venir a tocar a este lugar. La hemos pasado muy bien y ojalá ustedes también se hayan divertido”, concluye Choko al final de la noche.

El público aplaude con insistencia y vuelve a pedir una más. “Cruda y sinceramente no tenemos más temas. Podemos repetir alguno”, desliza el batero y el público se choca con los pedidos.


Camino a los 37 años

Este año Choko cumple 37 años con la música. “El año pasado cumplí 36”, cuenta y sonríe antes que todos. “En estos momentos me acordaba de mi papá y mi mamá. Nosotros éramos clase media, casi baja. Mi sueño era tener una batería y era imposible comprar una. Mi mamá le hablaba a mi papá. Le decía “vamos a comprarle”.

Yo tenía 14 años cuando empecé a tocar y a cinco cuadras de mi casa había un vago que vendía una batería usada, toda podrida, pero para mí era la más linda de todas. Mi mamá logró convencer a mi papá para que me la compraran. Fuimos a buscarla. Me acuerdo que caminamos esas cinco cuadras con ella y trajimos entre los dos la bateria a mi casa, mi mamá traía el platillo con el parante y un redoblante, yo traía el bombo. Entre los dos llevamos todo caminando esas cinco cuadras. Nunca más me olvido de aquel gesto. Pero la verdad es que mi mamá pensaba que era un pasatiempo nomás, algo que ya se me iba a pasar. Ella pensaba que en lugar de que ande vagando por ahí era mejor que esté en la casa tocando la batería.

Después resultó que a los 17 años le dije que iba a ser músico y no le gustó. Mucha gente piensa que ser músico no es una profesión. Sin embargo ser músico es una profesión. Quizás ser músico no te da la estabilidad económica que tiene un médico o un abogado. La verdad es que hay que ser sincero: lo que un músico gana a la noche tocando no compensa con todo el trabajo que hay detrás. El músico tiene que ser mejor recompensado económicamente, es duro y difícil, pero si a uno le gusta y tiene pasión, difícilmente deje de ser músico. Ojalá que los que me acompañan nunca dejen este camino. Sé que no es fácil. Uno pelea con los padres, con la familia, después pelea con la esposa, con los hijos, uno vive peleando pero haciendo música. Yo soy feliz, es lo mejor que me pudo pasar en la vida”, subraya y ahora el público también se hace carne con la historia de vida de Choko, un referente de la música de Corrientes. “Es tan buen músico como persona”, me advierten en la platea. Los aplausos de pie a toda la banda cerraron una noche de ensueño.