"Navegamos sin más pretensiones que ver los ríos libres"

Jorge Mazzochi, Sebastián Arena y Hernán Gigena partieron días atrás en kayak desde El Pintado a Buenos Aires.

“La hoja es el equivalente a la vida”

Entrevista con Franco Rivero

Ciclo Conversaciones de Novela en el Fogón

Entrevista con Luis Argañarás

viernes, 23 de diciembre de 2016

"Con la emoción ceñida en los ojos"

Días atrás el Centro Cultural Alternativo de Resistencia se colmó de poesía y música. Los protagonistas fueron Lucho Guedes, Seba Ibarra, Mario Caparra y Tony Zalazar. "La esencia de la poética de Lucho Guedes radica en manifestar los sentimientos encontrados que surgen en nuestras relaciones personales y cotidianas. Además con el condimento de siempre intentar salvar el corazón", manifestó en la velada Tony Zalazar.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


Hay unos pequeños grupos en ronda. En el ambiente se escucha música y el murmullo de algunas conversaciones encendidas. Algunas banquetas ahora hacen de mesa que se pueblan de cerveza, sopa paraguaya, en algunos casos libros recién comprados.

En el modesto escenario Tony Zalazar ensaya la lectura de poesía, en su rostro se dibujan algunos gestos, eleva sus cejas e ilumina sus ojos. Mientas tanto va separando unos recortes de papel cargados - después sabríamos - cargados de poesía.

Toda la escena transcurre bajo el ambay. Ambay es el patio cecualero, es el árbol, es el pulmón y el testigo de las noches culturales del CECUAL. Tras la presentación de "Corcho" ya están dispuesto a regar la noche de poesía y música Lucho Guedes, Seba Ibarra, Tony Zalazar y Mario Caparra.

"Me encanta venir a Resistencia", desliza en voz baja Lucho Guedes. "Me encanta venir acá porque en primer lugar paro en la casa de Seba Ibarra, él es un gran amigo, estoy muy cómodo en su casa y la paso muy bien. Además venir al CECUAL es hermoso porque es distinto a todo", concluye antes de volver a la guitarra.

La noche fue coqueteando todo el tiempo entre la poesía y la música poética. Harto difícil sería describir cada momento, quizás alcance con decir que fueron mucho momentos de gran emotividad y con la emoción ceñida en los ojos. Sin embargo también hubo distención y sonrisas, en uno de esos hiatos Lucho Guedes contó sobre su gran aporte a la cultura argentina. "Hoy he inventado una bebida nueva. Ustedes pueden hacerlo también en sus casas. Hoy hemos inventado el tereré de fernet", comentó y se llevó algunas sonrisas tímidas. "No hace mal", afirma Seba Ibarra.

Por momento un sábado a la noche sólo gobiernan la poesía y la música. La voz y las cuerdas de la guitarra - esas cuerdas que esquivan la afinación justa y que parecen desvelar a Guedes. Hasta los vehículos y los colectivos que pasan frente al CECUAL parecen apagarse ante tanto calor cultural.

jueves, 15 de diciembre de 2016

Guaú Trío presentó su disco Alma Guaraní

Días atrás Guaú Trío brindó un cálido repertorio donde mostraron los temas de su segundo material discográfico "Alma Guaraní". La cita tuvo lugar en el Espacio Maracuya y ese marco fue el reencuentro con la sonoridad del litoral en clave jazzística. El trío conformado por Lucio Sodja, Alejandro Ruíz y Jorge Castro se fue prendido de aplausos y el afecto de los presentes.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


Cerca de las 20 horas llega Jorge Castro, tras los saludos Lucio Sodja dispone todo para abrir el Espacio Maracuyá. Casi como un rayo cae Alejandro Ruiz. La tarde se va escurriendo y Guaú Trío ya está completo, son los primeros en llegar y en disponer todo para la velada. Algunas charlas se encienden sobre el tiempo, la lluvia, el futbol, la familia. Media hora después comienza el ensayo sin preámbulos, alguien echó a rodar un acorde y los demás se dejaron llevar, sin mirarse, sin buscarse, sin hablarse.
Foto Gentileza Alejandro Ruíz
Las paredes y algunos espacios están regados con el arte de artistas de la región. "Yo me escuchó bárbaro", desliza Lucio tras el primer tema. Deja un silencio abierto para oír las respuestas de Jorge y Alejandro, "está todo bien", responden en coro. La prueba de sonido sigue con algo más enérgico, una pulsión más alta.

Cerca de las 22 está todo previsto. Sandra atiende con esmero en cada mesa, escucha con atención, lleva la sonrisa puesta en el rostro de dientes muy blancos. En torno a una mesa se disponen algunas bebidas, hay empanadas, la charlas se dispara desde el significado de Guaú hasta el fútbol, el rodado de algunos autos y su estabilidad, entre otros temas.

La música comienza con “Trasnochados espineles", "la cau", "alma guaraní" y "mirame". Desde los primeros acordes se proyectan los flashes de los celulares, el público está sumido en silencio, alguien mesen su cuerpo, hay cruces de miradas, los aplausos se hacen pidiendo permiso para cortar el sosiego dejado atrás por la última nota.

"Bienvenido al Espacio Maracuya. Vamos a presentar nuestro segundo disco e incluso armamos el repertorio respetando el orden del disco", cuenta Lucio Sodja. En el trío se coquetean el bastón de mando de la música, por momentos es el bajo, por momentos es la batería y por momentos es el piano. "La identidad del trío es una identidad colectiva. No es algo que se me ocurrió a mí y ahora sale. No, el trío tiene identidad con tres personalidades que aportan para formar una sola identidad en Guau Trío. Las experiencias de cada uno nutren nuestra identidad", había comentado ya a este periodista uno de sus músico.



"Vamos ser un tema de Ramón Ayala que se titulado Canto al Río Uruguay. Ramón nos inspira tanto en el primer disco como en este segundo material discográfico. Este tema de Canto al Río Uruguay tiene una reminiscencia carioca y entonces nosotros le dimos una vuelta más al tema", deslizan al presentar Canto al Río Uruguay. El repertorio del disco continuó con "mis noches sin ti" y un restailen del "cosechero".

"Gracias por los aplausos y los silencios", expresa uno de los músicos y sobre el final interpretan "Retrato de un pescador", "Merceditas" y "Puerto Tirol". Con los ojos entornados, hamacándose al ritmo de la música, el público se reconoce y se conecta con la propuesta musical de Guaú Trío. Los músicos no están impostando nada y todo se destila para reavivar el torrente sanguíneo.

Por un momento un bebe balbucea, su expresión suena tímida, afectuosa, tierna, se despierta en haz de luz. Fue por un momento cuando se llevo el protagonismo, nuestras miradas, que luego volvieron vivas, latentes, corporal a la música.

Este segundo material discográfico de Guaú Trío "Alma Guaraní" anima, caldea y templa su camino iniciado con el disco "Jazz Sudaca". El repertorio esta regado con la cadencia y la energía suficiente para ofrecer emociones frescas, lozanas y eléctricas. El trío sigue manteniendo esa libertad musical para volar, se toman de la mano de un tema "conocido", amasan sus gustos musicales y echan andar su propuesta musical. Incluso comienzan a ofrecer temas propios, "suave como pincel de Dali" tema de Alejandro Ruíz donde interviene el guitarrista invitado Avo Almirón. La propuesta está abierta, resta esperar unos pocos meses más cuando el disco ya esté en los stand o en las vitrinas de la región.

lunes, 12 de diciembre de 2016

“Esta formación vino para quedarse”

Mauro Bonamino, Marta Toledo, Samuel Rodríguez y Federico Mayuli se presentarán el próximo sábado 17 de diciembre en el Cine Teatro Opera de Paso de los Libres. “Esta formación se va a sostener por los vínculos y porque encontramos el sonido que buscábamos. Ya tenemos presentaciones este mes y estamos confirmados para la Fiesta de la Energía en Ituzaingo y para la Fiesta Nacional del Chamame en Corrientes”, adelantó Mauro Bonamino. Además el músico nos cuenta cómo vivieron su experiencia en la gira por Europa.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


Desde los cuatro años Mauro Bonamino viene transitando la vida musiquera. Ya editó material discográfico en soledad y este año formó un cuarteto con Marta Toledo en voz, Samuel Rodríguez en guitarra y Federico Mayuli en contrabajo. Esta formación ahora llegó para quedarse.


Más allá de lo musical hay una sincronía humana entre los cuatro muy importante. Esta sincronía es trascendental a la hora de llevar adelante un proyecto. Hemos construido un vínculo humano y musicalmente tenemos ideas muy parecidas, tenemos gustos musicales o estéticas emparentadas, el laburo en este contexto es muy ameno. Estar bien como compañeros y amigos nos ayuda a trasmitir los resultados que aspiramos”, comenta ahora en comunicación telefónica Mauro Bonamino.

En septiembre último esta formación viajó a Europa y recorrió distintas ciudades llevando una propuesta única y diferente. “El objetivo de ir los cuatro fue porque queríamos que el público acceda al chamame con un sonido envolvente y natural.  Durante la gira se tocó de la manera más natural posible. Queríamos que quienes se encontraran con el chamame por primera vez tengan ese impacto que tiene la rítmica del chamame”, cuenta.

Consultado sobre la respuesta del público ante esta propuesta Mauro Bonamino no duda en afirmar que fue óptima. “En los lugares donde nos presentamos tuvimos la grata experiencia de encontrar a mucha gente cautivada por el chamame. Había un profundo silencio, un respeto total por la música, nos encontramos con la mirada puesta en la música latinoamericana donde el chamame no ocupa un lugar menor”.


Mauro Bonamino tiene dos discos en su andar musiquero, Insistencia y Atemporal. Ha tocado con diferentes grupos y acompañado a diferentes solistas del ambiente chamamecero. Ahora sostiene y subraya que encontró una sonoridad con el cuarteto. “Mis composiciones ahora están paradas. Durante la gira uno se cultiva y se construye tierra fértil para componer. Pero la gira también nos consolidó musicalmente a todos. Tocamos mucho durante la gira. Esta gira nos aglutinó, nos junto, nos empasto, lo cual hace que entremos a tocar con mucha más confianza. El mes próximo vamos a grabar y vamos a concentrarnos en nuestro material discográfico”, adelantó el músico y acordeonista.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Fulgurante mosaico en el Museo de Bellas Artes

"Aquí se puede ver madera, textil, plástico, lana, bordado, ensamble textil, calado, diferentes técnicas aplicada a una sola obra de arte", cuenta bajo una sonrisa silenciosa Gustavo Mendoza. El Instituto de Cultura de la Provincia de Corrientes junto al Museo Provincial de Bellas Artes “Doctor Juan Ramón Vidal” inauguraron días atrás la Muestra Manglar del artista Gustavo Mendoza. La muestra está abierta en la Sala "José Negro" y es un desafío a los visitantes ya que interpela, moviliza, sumerge al espectador a la obra y cambia el eje de atención.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


El cielo está encapotado. Hace calor y el aire resulta pesado. La noche está cerrada. Casi imperceptiblemente comienzan a caer finas gotas que hacen dibujos en el piso del Museo de Bellas Artes. En este ámbito es inevitable pensar si Seurat o Signac se inspiraron en esos puntos dibujados por una lluvia para comenzar a crear su arte en Francia. Los dibujos se intensifican y en un instante se funden en el piso, ya no quedan más que recuerdos.



El miércoles último el arquitecto Gabriel Romero, presidente del Instituto de Cultura junto a Luis Bogado y Elizabeth Andreau inauguraron la Muestra Manglar de Gustavo Mendoza. "Después de diez años vuelve este gran artista a exponer en el Museo de Bellas Artes. Esta es una apuesta diferente porque es una gran instalación que abarca toda la sala principal del Museo", expresaron en la apertura.

A continuación de las palabras de protocolo el público ingresó rápidamente a la Sala José Negro. Enseguida se encendieron charlas dispersas sobre la calidad de la muestra de Gustavo Mendoza. Hay varios jóvenes que toman fotos y comentan con avidez, energía, sutileza, calor. El artista concede algunas entrevistas, sonríe, se muestra feliz, su rostro cobra energía ante una nueva consulta sobre su arte. Durante la inauguración camina en la sala espaciosa con los ojos vivos.


"Esta muestra surge por una inquietud del Museo. Siempre me interesó el objeto y la tridimensionalidad. Ahora me pareció interesante abordar el espacio del Museo. Entonces pensé en montar una muestra de grandes dimensiones que ocupara todo el espacio y que el público se sintiera un poco inmerso en la obra. El concepto surge desde la naturaleza que vengo trabajando hace un tiempo, también está el entorno que confrontamos y esa tensión que se produce entre lo natural y lo artificioso", comenta Gustavo Mendoza.

El artista y su obra se llevan todas las fotos, en su obra y sus palabras están puestas la mirada y la atención. "Hace tiempo que vengo trabajando el objeto y el material textil. La intensión fue usar diferentes materiales que identifica mi obra. Aquí se puede ver madera, textil, plástico, lana, bordado, ensamble textil, calado, diferentes técnicas aplicadas a una sola obra", resalta.

Lo primero que uno observa al ingresar a la Sala es un carpincho. "La figura del carpincho la tomo de una manera simbólica, esto no es un muestrario regional ya que me interesa la potencia simbólica que tiene el carpincho en la región", cuenta Gustavo Mendoza. "Así se aborda en esta muestra la religiosidad popular y después lo confronto con otras situaciones. Me interesa la morfología y la estética del animal pero al mismo tiempo me gusta llevarlo a otro ámbito fuera de la naturaleza. Cerrar el año exponiendo en el Museo de Bellas Artes de Corrientes es cerrar el año de la mejor manera posible", concluye.



martes, 6 de diciembre de 2016

Masivo apoyo a la Postulación del Chamame como Patrimonio de la Humanidad

Días atrás tuvieron lugar las primeras jornadas de Espacios de Diálogo y Reflexión sobre la postulación del Chamame para integrar la lista representativa de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Organizado por el Gobierno de la Provincia a través del Instituto de Cultura de Corrientes, estuvieron presentes autoridades y funcionarios nacionales. Los dos jornadas contaron con la presencia de músicos, difusores, poetas, funcionarios, referentes y público en general venidos desde Córdoba, Chaco, Santo Tomé, San Roque, Ituzaingó, Monte Caseros, Empedrado, Alvear, Saladas, Corrientes, Virasoro, entre otros localidades que dijeron presente en estas jornadas. “Vamos a poner todos los recursos disponibles porque estamos convencidos del valor patrimonial que tiene el chamame para Corrientes y la región”, resaltó el arquitecto Gabriel Romero, presidente del Instituto de Cultura.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.
ar

Estas jornadas de espacios de diálogo y reflexión se realizaron en el salón Verde de Casa de Gobierno, mientras la tarde se escurría fueron llegando músicos, poetas, escritores, compositores, periodistas, fotógrafos, funcionarios y público en general. Entre los primeros funcionarios en expresar sus palabras estuvo Eduardo Sívori, director del área de Artes Escénica, Música y Artes Audiovisuales del Instituto de Cultura, “en primer lugar agradecemos el acompañamiento a este proceso. Esta postulación del chamame como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad es en favor del pueblo chamamecero. En el pueblo está lo que nosotros llamamos el ADN de un género que trasciende lo musical”, destacó.


Sara Spagnolo destacó los logros de Liliana Varela, quien se desempeña como directora general de Cultura de la Cámara de Senadores de la Nación y es la Coordinadora Responsable de la postulación del Chamamé como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en la UNESCO. “En este camino debemos atender que la UNESCO atiende el respaldo de la comunidad. Aquí no se trata solo del chamame sino también de quienes disfrutan de su música. Este camino de diálogo y reflexión ya es valioso. La sabiduría, el conocimiento, el saber de todo lo relacionado con el chamame está en el pueblo y hay que traducirlo en un papel”, expresó Varela.

En la ronda de opiniones se expresaron Hugo Quiróz, de Monte Caseros, entre otros. Mirian Asuad, por ejemplo, manifestó que “el chamamé es uno solo. No lo estamos defendiendo de nada porque no nos atacan, al contrario, venimos a apoyar esta postulación. Soy chamamecera desde la cuna y de oído. Esta postulación nos pone muy feliz a la familia chamamecera. También soy feliz porque hoy veo a mi hija crecer como chamamecera. El chamame es mi vida”, resaltó.

Por su parte, la periodista y escritora Moni Munilla comentó que “hay que apoyar al chamamé. Me conmueve ver esta reunión y ser testigo de las definiciones que brindan cada uno de ustedes sobre el chamamé. Hay que apoyar al chamamé. Somos todos chamameceros. Más allá de los espacios donde se difunde el chamamé nosotros lo llevamos en el alma, lo llevamos a todos lados y defendemos nuestro idioma guaraní”, concluyó.

Lorena Larrea Catterino comentó que es chamamecera desde la cuna. “Esta postulación viene a sostener algo que viene de muy adentro. En mi caso mi padre, mi madre eran chamamceros. Quiero que mi hija también sea chamamecera. Entre todos juntos vamos a poder mirar para adelante. El chamame es un sentimiento y creo que hay muchas cosas que hacer por esto que es nuestra cultura, nuestra manera de ser”, destacó.


Por su parte el arquitecto Gabriel Romero, presidente del Instituto de Cultura de la Provincia de Corrientes expresó que desde el organismo “nosotros decimos que somos la capital mundial del chamame y para ellos nos podemos a trabajar por un género que va más allá de la música. Nos interesa las políticas a largo plazo, desde nuestra gestión y desde el Gobierno de la Provincia de Corrientes trabajamos por la postulación del Chamame como Patrimonio Intangible de la Humanidad", resaltó. Además el funcionario adelantó que la postulación del Chamamé como Patrimonio Intangible de la Humanidad será presentada por el Gobierno de la Provincia el próximo 31 de enero del 2017.

En las dos jornadas varios músicos, periodistas, escritores hicieron uso de la palabra para apoyar y sostener esta postulación del Chamame. También habló Liliana Varela quien manifestó que viene a apoyar y trabajar con la provincia por esta postulación. "Mi función en este caso es muy humilde, yo trabajé en la postulación del Tango y ahora vengo aquí a trabajar con los correntinos es pos de lograr esta postulación. Creo que el chamame debe ser declarado Patrimonio de la Humanidad porque es mucho más que una música, mucho más que una poesía, es mucho más que un género. Pero también estoy aquí para que los chamameceros me digan y definan al chamame", sostuvo.

Entre las múltiples palabras que se hicieron escuchar en estas jornadas también llegó la palabra de Raúl Barboza, quien en oportunidad de la Declaración del Chamame como Patrimonio Intangible del MERCOSUR expresó su compromiso con la cultura y la música. Además también habló Faustino Flores, músico y compositor, quien agregó que hay que “agradecer los espacios para difundir chamame. El chamame es nuestro, es la música más importante que tenemos los correntinos”. Por su parte Tono Benítez, chamamecero y conductor de programas radiales de chamame comentó que gracias al chamame conoció el país difundiendo esta música. “He recorrido muchos lugares y tenemos hermanos chamameceros en toda la argentina”, destacó.

Entre exposición y exposición se fueron tomando apunte de algunas definiciones como así también de algunas necesidades. “El chamame es uno solo, más allá de los diferentes estilos el chamame es uno solo”, resaltaron. También expusieron sobre la necesidad de que haya más espacios para la música y que el chamame se enseñe en las escuelas. “En la etapa de formación inicial es cuando nuestros niños deben saber sobre nuestra cultura, nuestra música”, subrayaron.

Los dos jornadas contaron con la presencia de músicos, difusores, poetas, funcionarios, referentes y público en general venidos desde Córdoba, Chaco, Santo Tomé, San Roque, Ituzaingó, Monte Caseros, Empedrado, Alvear, Saladas, Corrientes, Virasoro, entre otros localidades que hicieron escuchar su voz en favor del chamame.

En decir romántico y con cadencias en cada fraseo, Toto Semhan comentó y desando su poema “chamame mi pueblo”, compuesto junto a Camba Galleta. “Puedo hablar de mi bis abuelo, mi abuelo y mi madre. Mi bis abuela nació en el siglo XIX y solo hablaba guaraní. Con Camba Galleta escribí sobre “chamame mi pueblo” donde ensayé lo que somos”, comenta. “El chamame es nuestra sangre, el guaraní es nuestro idioma, somos románticos al hablar y somos pueblo”, destacó.

Por su parte Eva Silvero, profesora de literatura jubilada celebró la postulación del chamame como Patrimonio Intangible de la Humanidad. “El chamame está en mi caracú, lo llevo en mi sangre, también estoy trabajando en un proyecto para llevar el chamame en las escuelas donde podemos llevar la poesía, las canciones de amor, al terruño, a la flora y fauna, al trabajo. Será un libro que estamos pensado donde también incluiremos un disco con canciones”, comentó.

También habló Melody, una joven intérprete quien comentó que llegó desde Entre Ríos, “al chamame lo conocí por mi padre. Creo que hoy podemos usar las redes sociales para difundir nuestro chamame, a través de videos y canciones podemos transmitir nuestra música y nuestra cultura”, destacó. En estas jornadas también hablaron Gustavo Ledezma, Néstor Cantero, entre tantos otros que manifestaron su acompañamiento a la postulación del chamame como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

lunes, 5 de diciembre de 2016

"Cuando toco para mí estoy tocando para vos"

Carlos “el zurdo” Pérez volvió al país para quedarse. Percusionista y músico de gran trayectoria, acompañó en sus inicios a Renato Borghetti y en Brasil grabó más de 800 discos acompañando a diferentes artistas. Vivió en ese país dieciocho años y después se fue a Italia, donde también “creció musicalmente” y grabo con Laura Pausini, entre otros. Ahora está en Corrientes y el próximo 8 de diciembre se presente como artista invitado del Trío 180. En esta charla desentrañamos parte de la vida y la música de “el zurdo”, como lo conocen sus amigos.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


Carlos "zurdo" Pérez lleva la música en su decir, en sus palabras, en los movimientos que mecen su cuerpo, en sus manos cuando musicalizan la mesa para recordar un fondo musical. Carlos nació en Curuzú Cuatiá, después creció en Paso de los Libros, luego vivió 18 años en Brasil y 16 en Italia, de donde ahora vuelve a Corrientes, Capital.

Carlos "el zurdo" Pérez

Algunos amigos ya están felices con la presencia de "el zurdo" por estas tierras. Las consideraciones de los amigos riegan en bondades sus virtudes musicales y humanas. "Son hermosas esas palabras que tienen los amigos para con mi persona. En dos meses me encontré con muchos amigos y con varios de ellos me unen anécdotas de distintas épocas", subraya ahora frente a su entrevistador mientras bebe agua sin gas.

- ¿Cómo fue tomar la decisión de dejar Italia y volver a Corrientes?
- Me cansé un poco de Italia. Me cansé del sistema que se estaba viviendo allá. Pero realmente no sabía que acá las cosas estaban difíciles. No sabía que estaban peor que en Italia.

- ¿Cómo es eso?
- Aquí las cosas están peores en el sentido de que allá tenía un nombre y acá prácticamente tengo que empezar de cero. En Italia estaba trabajando con tres grupos, con dos tríos y un cuarteto. Ahora en Corrientes estoy buscando trabajo. Acá nadie me conoce. Uno de los motivos que me hizo volver fue que tengo una hija acá en Corrientes.

- ¿Tienes más hijos?
- Sí, tengo dos hijos en Porto Alegre. Si me iba con ellos al Brasil ahí las cosas iban a ser distintas, allá tengo un nombre porque gravé más de 800 discos en la década del 80. En esos años fui considerado el percusionista más grande del sur de Brasil. Pero prefiero estar en Corrientes, en mi país.

- ¿No le temes a los desafío?
- Soy un luchador y no le temo a los desafíos. Desde que llegué a Corrientes estoy conociendo gente y despacito estoy haciendo nuevos amigos. Tengo esperanzas de que nuevas puertas de trabajo se puedan abrir en este lugar.


Abierto a nuevas experiencias musicales

Carlos "el zurdo" Pérez fue profundizando la música percusiva a lo largo de vida, se formó en la música folclórica, brasileña, árabe, entre otras. Además ahora asegura que tiene varios instrumentos y sonidos para trabajar la percusión de diferentes perspectivas. Por momentos se acelera y por momentos vuelve a la calma, "desde mi llegada los amigos me abrieron las puertas. Tengo que tener paciencia y no entrar - como decíamos en Italia - en la paranoia", desliza.


Dejando por un segundo lo estrictamente laboral "el zurdo" se ilumina y se muestra feliz de estar entre su gente, en volver a tomar mate, en sentir el olor de la tierra, el olor del país, el olor de la gente. "Estuve 34 años fuera de la Argentina", cuenta y hace un silencio. "Estuve 34 años fuera de la Argentina", repite, "en Brasil grabé muchos discos con diferentes músicos. Me inicié en el grupo con Renato Borghetti. Con él hemos hecho giras por Latinoamérica y Europa. En Italia aprendí a trabajar con los djs, trabajaba en las discotecas y me dieron la posibilidad de jugar con los sonidos respetando el pulso que me iba marcando el metrónomo", cuenta y se enciende en detalles sobre estas diferentes experiencias musicales.


"Me gusta enfrentar a la tormenta"

El vaso de ginebra se agota mientras "el zurdo" sigue bebiendo agua sin gas. El grabador registra más de una hora de charla donde las experiencias musicales florecen en cientos de episodios a lo largo de su vida. "Tengo fe de que las cosas van andar bien. Me gustan los desafíos. Me gustan los desafíos y me gusta enfrentar a la tormenta", subraya y cuenta algunos proyectos que le han llegado para trabajar.

"El Zurdo" grabó con mucha gente, la lista sería inmensa reproducirla en estas líneas. A nivel internacional recuerda con gran orgullo que grabó en un disco de Laura Pauzini, puso la percusión en cuatro o cinco temas. En Brasil trabajó durante muchos años con Renato Borghetti creando música, tocando juntos por diferentes partes del mundo. También en ese país junto a Elton Saldanha, "este último creyó en mí. El me vio tocar el bombo leguero y creyó en mí. Domingo Cura fue el maestro, cuando se habla de bombo leguero hay que hablar de Domingo Cura. El es uno de mis maestros junto al Gordo Regúnaga, este último en cuento a la percusión de nuestro folclore del litoral argentino", cuenta.


"El Zurdo" junto al "Trío 180"

"El 8 de diciembre será mi primer concierto junto a los muchachos del Trío 180. La cita es en Cristóbal Café. Vamos a tocar jazz, bossa y boleros. Esta es una oportunidad para hacerme conocer, despacio voy a ir dando mis pasitos en Corrientes. Los amigos me están ayudando y saben de mi musicalidad", expresa con felicidad.

La charla se sigue poblando de anécdotas, comentarios, músicos que aparecen y vuelve aparecer con referencia a distintos momentos de su vida. Sobre el final, tras una pausa que lleva el agua al fondo de su organismo, piensa, escucha la pregunta y finalmente busca las palabras.

- Yo toco para mí. Cuando toco para mí estoy tocando para vos. Si yo toco para vos no toco para mí. Si la gente ve lo que yo estoy sintiendo, la mayor parte del tiempo cuando toco lo hago con los ojos cerrados, automáticamente cierro los ojos, es una cosa automática, entro en una atmósfera, solo la vida te enseñan estas cosas.

Concluye y la lo noche se va en sonidos de litoral, en una sonrisa, en música.

jueves, 1 de diciembre de 2016

"El arte puede cambiar el mundo"

Días atrás el músico, el autor y compositor Pochi Fernández presentó en Corrientes su banda "Listo quedamo así". Días antes había manifestado a esta revista que a "los temas hay que amasarlos, hay que tocarlos, hay que sentirlos. Para mí lo real es sentirlo en vivo, sentirlo en cada show", todas esas expresiones se hicieron carne en el público que los acompañó en este primer concierto. Hubo una energía y una fibra arrolladora en la noche, la música golpea directamente en el pecho con sus fraseos melódicos. Se le vio a Pochi Fernández rasgar su guitarra con gran felicidad, su mirada regaba al público, a los músicos, al lugar. Ahora una #PseudoCrónica de lo que dejó la velada.

paulo ferreyra
Foto Gentileza Gabriel Soto


Frente a la barra de sherwoos hay una fila de botellas de vooka, bacardi, jb en diferentes formatos, otras tantas que no logro leer. Entre todas ellas sin embargo veo ausente la vieja botella cuadrada de ginebra que aún sigue vistiendo así. El show estaba anunciado para las 22.30. A esta hora el bullicio se multiplica, copas que chocan, cubiertos que coqueteando en cada plato, la música del lugar parece ajena al show anunciado.



Pasando las 23 horas el tiempo ya se cuela en distracciones varias. Algunos músicos se acercan a sus instrumentos pero después vuelven a ocultarse bajo la penumbra del escenario. La ansiedad se cobra por la sed o el hambre, bebiendo sin piedad o masticando un maní tras otro. Mientras tanto sigue en agite la birome que apunta en este cuaderno raído ya de otras noches.

Finalmente aparecen todos los músicos y Pochi Fernández en el centro. Asoma además Emilio Karothy quien oficia de presentador. "Con Pochi somos amigos. Él tocó con todos, como dice León Gieco. Pochi Fernández es un músico muy talentoso pero poco importa eso porque lo más importante es que es un muy buen tipo. Ha decidido volver a Corrientes, ha formado una banda con grandes, talentosos y muy buenos músicos. Es una alegría enorme presentarlos. Para mí es una alegría y sé que ustedes van a disfrutar porque suenan espectacularmente bien. Gracias a todos por venir. Con ustedes Listo quedamo así", resaltó y tras sus palabras los primeros tímidos aplausos resonaron en el ambiente.

La músico arremetió sin preámbulos.

La noche se había anunciado con temas propios y los únicos covers fueron para abrir la velada, un homenaje a Sting con Fragilidad y a Hamlet Lima Quintana con Zamba para no morir. Después de esta apertura Pochi Fernández se dirigió a los presentes. "Muy buenas noches. Cómo están. ¿Todo bien? Hemos comenzado con un homenaje a dos grandes artistas, dos grandes poetas como Sting y Hamlet Lima Quintana, de este último hemos reversionado una zamba y la hicimos canción. Ahora vamos a continuar con un tema que me pertenece titulado "un modelo para amar" y luego seguiremos con "lágrimas".

En algunas ocasiones los músicos tiene la gentileza de no cobrarme el derecho de espectáculo ya que después me dedico a escribir estas #PseudoCrónicas. Aquí me cobraron y al principio me encabroné con exasperación, pesar, ira, cólera, después ese sentimiento se diluyó, de derritió como gelatina al sol cuando recordé el saludo del guardia que me abrió la puerta al ingresar al lugar, de la recepcionista que me acompañó hasta mi asiento, del mozo que durante la velada estuvo pronto en la atención, entre tantas otras personas que trabajaban sin descanso en la velada.

"Vamos a seguir con una canción que se denomina "pequeño poema" que cuenta una historia. Maestro - lo dice Pochi Fernández dirigiéndose a uno de sus músicos - cuando usted quiera", tras lo cual se escucha el clásico conteo de 1, 2, 3. Al cierre de cada tema el público se adelanta a los aplausos. Hay sonrisas amplias. Hay una energía y una fibra arrolladora en la noche, la música golpea directamente en el pecho con sus fraseos melódicos. Se le ve a Pochi Fernández rasgar su guitarra con gran felicidad, su mirada riega al público, a los músicos, al lugar. "Suena tremendo esto. Creo que el sonido podría estar mejor ajustado", resalta un músico y sonidista que se acercó a escuchar esta banda.

"Listo quedamo así" se dibujo en la pantalla gigante. Entre canción y canción Pochi volvió al micrófono. "Acá cerca nomás en el barrio Cambacua nació mi historia. Hoy la gente joven empieza a rescatar lo que es parte de nuestra raíces. A veces estamos mirando afuera, que no está mal, pero hay que mirar también para adentro. Nosotros tenemos muchas cosas para brindar, hay mucho para crear, para seguir investigando y para seguir trabajando sobre la música", expresó.



"Ahora viene una canción que la escribí hace mucho tiempo. Lo escribí un día y es prácticamente un sueño. Lo volqué a un papel y se convirtió en una canción. Más allá del mensaje creo que es un gran deseo y me atrevería a decir que es el deseo de todo el mundo. El mundo hoy vive un momento muy loco, angustiante, acelerado, difícil y este mundo lo hacemos nosotros. Creo que el arte es lo único que puede llegar a cambiar la historia de la humanidad. Los artistas apostamos a ese cambio y es nuestro deseo de estar mejor. Por todo ello compuse este tema titulado "algún día".

Ya pasan la media noche, sigo escribiendo sobre la velada mientras los mozos caminan sin descanso, en la cocina se dividen los equipos que cocinan y otros que lavan los platos, una señorita en la caja lleva una sonrisa puesta, mientras el guardia vestido de negro se ilumina detrás de sus amplios dientes blancos.

"El arte puede cambiar el mundo", vuelve a expresar Pochi Fernández. Durante la velada hablará casi todo el tiempo entre tema y tema, haciendo pequeños comentarios sobre una canción o sobre el grupo. En una de esas pausas comentó que el grupo "listo quedamo así" grabará su primer disco en Madrid y se distribuirá a todo el mundo.

"Para nosotros es un gran orgullo que desde corrientes y como correntinos hagamos esta jugada con canciones nuevas. Esta bueno jugarse por la cosa creativa y empezar a crear cosas nuevas. Me refiero a canciones nuevas y a la música autóctona. Es lindo escuchar nuevas canciones, creo que hay necesidad de las nuevas generaciones de empezar a cantar otras cosas y es brillante que esto suceda.

Es bueno que haya avidez por escuchar nuevas canciones, ese es el compromiso que tenemos para avanzar con las nuevas canciones. Soy de una generación que le costó mucho. No creo que a los jóvenes hoy le cueste pero ellos necesitan del público para ser aceptados. Estamos contentos de mostrarles hoy nuestras canciones y encarar este camino. Les agradecemos a ustedes la presencia. Gracias por el respeto. Gracias por el silencio", expresó con cierto entusiasmos en sus ojos y los acordes llegaron con el tema "algo está sucediendo".

Sobre el final Pochi Fernández presentó a la banda "listo quedamo así" conformada por Luis Cadau, Brian Fernando Acosta, Cesar Girard, Valeria Gómez, Julio Ledesma, Gabriel Soto, Federico Falcón y Paula Escalante Lisardia. Unos días antes de esta presentación había manifestado a esta revista que “la música es la perfecta combinación de los sonidos pero también es la perfecta combinación de las almas. Con el grupo fui muy claro desde el inicio, establecí una metodología de trabajo para el grupo y la metodología es trabajar, trabajar, trabajar”. El resultado quedó en la piel, en la cabeza, en el corazón, en el sentimiento de aquellos que disfrutaron de una noche diferente al resguardo de nuevos sonidos, nuevas canciones y una energía arrolladora.

martes, 29 de noviembre de 2016

Más de 400 artistas en el Cierre de la Pre Fiesta del Chamame

Este lunes se realizó la Final de la Pre Fiesta Nacional del Chamame organizado por el Instituto de Cultura de la Provincia de Corrientes. Esta actividad es coordinada desde la dirección de Artes Escénica, Música y Artes Audiovisuales de dicho Instituto. Con entrada libre y gratuita el público colmó las instalaciones del Teatro Vera. Hubo más de 400 artistas diversificados en más de 100 rubros finalistas. Testimonios de Eduardo Sivori, Juan Francisco Cabrera, Raúl Cerdan.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar

Pasado el mediodía ya se iba acercándose delegaciones al Teatro Vera. Unas cuadras antes había combis ploteadas de lugares como Machagay, General Pinedo, entre otras combis blancas y decenas de vehículos en toda la zona. La vereda del Teatro Vera ya estaba colmada, también el pequeño balcón de la esquina de 25 de Mayo y San Juan, donde además algunos faroles hicieron de improvisados percheros para los vestidos o los trajes de los bailarines. Varios chamame, porque no era uno sólo, varios chamames regaban el ambiente multicolor de la gran Final de la Pre Fiesta Nacional del Chamame.

Pasada las 14 horas todo está desbordado. A las 15 comienzan a ingresar a la sala del Teatro Vera y enseguida se colman los asientos de la platea, después pasan a ocupar tertulia y palcos bajos. Luego deben subir al primer piso donde se ubican en palcos altos y finalmente algunos jóvenes se ubican en las galerías del segundo y tercer piso.


El objetivo de la Pre Fiesta Nacional del Chamame es la promoción de nuevos creadores e intérpretes de la música correntina, los mismos se expresan a través de la danza o de la música, aspirando a estimular la participación de los jóvenes otorgándoles la posibilidad de compartir escenario junto a los artistas ya consagrados", expresó Melani Servín quien ofició de Presentadora en toda la tarde noche de este gran cierre.

Este año el período de Pre Fiesta Nacional del Chamame comenzó en marzo y se extendió hasta el mes de noviembre. Hubo más de 30 subsedes regionales, nacionales e internacionales. Según estimaciones hubo este año más de dos mil concursantes aspirando a un lugar en la 27 Fiesta Nacional y 13 Fiesta del Chamame del MERCOSUR como "Nuevos Valores Emergentes".

Entre las Subsedes Internacionales se realizaron Pre Fiesta en Capiatá, Paraguay, Río Grande y Río Brillante - Brasil. Además hubo subsedes nacionales en las provincias de Chaco, Entre Ríos, Santa Fe, Formosa, Misiones, Tierra del Fuego, Buenos Aires y Corrientes.

La tarde de este lunes se pinto de emoción, nervios, sueños, aspiraciones, entusiasmos, felicidad. "Nosotros salimos muy temprano de Villa Guillermina, Santa Fe. No es fácil hacer un viaje como este. Los chicos están muy entusiasmados. Es la primera vez que nuestra localidad es subsede de la Pre Fiesta del Chamame. Aunque no ganemos estamos felices de participar", cuenta Clelia Graciela Acevedo. Estas historias se repiten, se multiplican, se riegan, se tiñen además diferentes pueblos y circunstancias.


"Nos alegra tener niños como ustedes en el escenario. Este presente nos augura un buen futuro para nuestra danza", expresó después de un cuadro coreográfico el profesor Raúl Cerdán, miembro del Jurado de Danza en este certamen de Pre Fiesta.

Después de cada nuevo participante los aplausos, los gritos, los sapukái se renuevan. "Cada cual tiene su hinchada", expresa detrás de camarines Lucia Alvira, quien junto a Eduardo Sivori y Margarita Mambrín trabajan ahora y trabajaron durante el año para coordinar los certámenes de Pre Fiesta.

En los pasillos del teatro, mientras afuera el sol se acerca al horizonte y las nubes se mecen mansas y pesadas, los afectos y los abrazos fundidos se repiten. Después del baile o después del canto, dependiendo del rubro del participante, se acercan familiares o amigos para estrechar el afecto. En la platea mientras tanto los celulares se encienden y se alzan para registrar cada instante de lo sucedido en el escenario. El silencio del público, los aplausos y los sapukái encuadran en un preludio de la fiesta que se vivirá del 20 al 29 de enero próximo en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola.

La platea del Teatro Vera está colmada, muy pocas personas se mueven de sus asientos, los palcos están superados en su capacidad, sólo pueden albergar a cuatro persona y en esta noche ya suman cinco, seis, siete. Desde la galería el público está apoyado en los balcones, algunos observan en silencio mientras otros disparan sin parar sus flashes.

Con el telón aún bajo una cantante se acerca, respira, sonríe y vuelve sus ojos a los músicos. La conductora del Certamen Final de la Pre Fiesta anuncia su nombre y estallan los aplausos mientras se eleva el telón. Todo parece mágico por un momento. Melani Servín anuncia que recién volvió Milagro Benítez, cantante solista vocal femenino que el jurado pidió que interprete un tema más. "Cuando nombraron a la finalista y no estaba entre ellas me puse un poquito triste. Entonces mi hermana para levantarme el ánimo me llevó a comer un helado. Antes de la primera cucharada me avisan que el jurado quería volver a escucharme así que salí corriendo de la heladería. Estoy muy contenta porque me dieron otra oportunidad. El aplauso del público también me animó mucho", comentó Milagro quien venía desde Oberá, Misiones, donde ganó en su subsede con el chamame “Romance de Piel Morena”.


"Este año por distintas circunstancia y por problemas de agente no se pudieron hacer en ocho sub sedes de la Pre Fiesta del Chamame. Quiero que sepan entender lo que implica esta organización y les pido paciencia", había anuncia Margarita Mambrín, coordinadora desde hace años de los Certamen Pre Fiesta Nacional del Chamame. Corrían más de seis horas desde el inicio de la gran final, en el bar del teatro, en los pasillo, en la vereda ya corrían improvisadas peñas musicales mientras los músicos y bailarines esperaban el veredicto final del jurado.


Media noche de música y danza

Ya pasan de las 12 de la noche. Todo continúa y la espera aún sigue siendo dulce para muchos. Las distintas categorías de danza ya han pasado por el escenario del Teatro Vera pero aún no tienen el veredicto del jurado. En tanto quedan rubros de música por pasar todavía por el escenario. En la espera, familiares, amigos, compañeros, profesores, comen en distintos lugares, los más animados a esta hora ya se animan y destapan un vino o una cerveza. La comida rápida está a la orden, llegan sandwiches de milanesa de carne, pollo, mortadela, también hay pisa y panchos. Las gaseosas se abren en infinitos gustos.

Un niño se duerme en brazos de una dama, se acomoda en sus brazos, sus largas pestañas besan su mejilla. La dama sonríe, sus ojos están cansados pero rebosa de alegría. Pasando las una de la madrugada y la platea se va desgajando de público, no así los ánimos que no cesan en gritos, sapukái, aplausos y alientos a los músicos o bailarines que aún restan pasar por el escenario. Por los pasillos, en la misma platea o en distintos lugares hay celulares enchufados, sus dueños aguardan recostados por la pared, de pié u otros tendidos en el piso mientras prolongas charlas de un tiempo imaguaré.

"Hoy le hablamos a los pequeños y les decían que ellos están en el camino, que están aprendiendo y son el futuro de nuestra danza. Ustedes ya son grandes y son nuestra realidad, son el presente, bailen y echen a volar el arte que llevan adentro", expresó en medio de la noche Raúl Cerdán, parte del jurado de danza ahora a los jóvenes que participan de la categoría A.

"Es muy emocionante ver el Teatro Vera desbordado de gente para acompañar esta Final de la Pre Fiesta Nacional del Chamame. Hay mucha gente que hizo muchos kilómetros para estar presentes esta tarde noche", expresó en un momento Eduardo Sivori, director de Artes Escénica, Música y Artes Audiovisuales del Instituto de Cultura. "Esto es estimulante y nos da fundada esperanza de que hay chamame para rato. Antes esta foto era impensada porque había bajada la mística del chamame. Ahora el público se siente orgulloso de participar y quieren estar en el escenario mayor del chamame. El nivel que presenta cada año este certamen es fundamental, hay valores importantes, confiamos en el trabajo que viene haciendo toda la gente que trabaja durante el año en torno a la Pre Fiesta", concluyó Eduardo Sivori.

Cerca de las 2.30 de la mañana, con los ojos y el rostro visiblemente agotado, Juanchi Cabrera comenta que el nivel musical de la Pre Fiesta Nacial del Chamame está creciendo año tras año. “Es sorprende lo que hacen estos jóvenes. Nos exigen más cada año, no es fácil elegir entre tantos. El nivel que muestran estos jóvenes debería poner en alerta a los llamados consagrados, tenemos un semillero que ama profundamente nuestra música y lo hace con mucha seriedad, respeto y profesionalismo”, resaltó el músico y compositor Juan Cabrera.



Ganadores y Menciones del Certamen Pre Fiesta
Entre los ganadores están

Vertiente música
Solista Vocal Femenino:
Johana Fernández – Subsede Juegos Culturales: Santo Tomé (Corrientes)

Solista Vocal Masculino:
Rubén Darío Lugo – Subsede Villa Guillermina (Santa Fe)

Solista Instrumental:
Julián Rubio – Subsede Santa Elena (Entre Ríos)

Dúo Instrumental:
Baltazar Toledo – Hernando Rubio - Subsede Santa Elena (Entre Ríos)

Conjunto Instrumental de Proyección:
Mu. Li. Ta. (Músicos Litoral Argentino) – Subsede Victoria (Corrientes)

Conjunto Vocal - Instrumental de Proyección:
40 Grados – Subsede Corrientes

Recitador:
Wilfredo Martín Almirón – Subsede Saladas (Corrientes)

Pieza Inédita Instrumental:
“La Cuarta” M: Sedil Toledo – Valentín Arangui – Subsede Santa Elena (Entre Ríos)

Canción Inédita:
“Pena y Río” – L y M: Antonio Castro – Subsede Victoria (Entre Ríos)


Vertiente Danza
Pareja de Baile Forma Tradicional Categoría “A”:
Martina Coronas Almada – Iván Delgado – Subsede Corrientes (Capital)

Pareja de Baile Forma Tradicional Categoría “B”:
Naila Evelin Ramírez – Braian Tomás González – Subsede Villa Guillermina

Pareja de Baile - Forma Estilizada:
Elena Jaime- Agustín Gorosito – Subsede Victoria (Entre Ríos)

Ballet Forma Tradicional:
Ballet Municipal de Riachuelo – Subsede Corrientes

Ballet Forma Estilizada y/o de Proyección:
Cuadro Argumental: Desierto


Menciones Especiales
Quienes han obtenido mención especial para la edición 2017 podrán participar directamente de la Gran Final de la Pre Fiesta Nacional del Chamame sin pasar por sus respectivas subsedes. En este caso obtuvieron menciones especiales:

Pareja de Baile Forma Tradicional Categoría “B”:
Nadine Stang - Lisandro Sachs – Subsede Victoria (Entre Ríos)
Pareja de Baile Forma Tradicional Categoría “A”:
Yesica Jara – Mario Jara – Subsede Ituzaingó (Corrientes)

Solista Vocal Femenino:
Milagros Loreley Benítez Subsede Ituzaingó (Corrientes)

Solista Vocal Femenino:
Ruth Cura – Subsede Juegos Culturales Correntinos: Bella Vista (Corrientes)

Solista Vocal Masculino:
Rodrigo González - Subsede Victoria (Entre Ríos)

Forma Estilizada:
Ballet Presagios de mi Tierra – Subsede Santa Elena (Entre Ríos)
Ballet Tradicional: Ballet Luz Argentina – Fontana (Chaco)

El Cuerpo de Jurado Técnico, vertiente música, estuvo integrado por los profesores Juan Francisco Cabrera, Osvaldo Burgos y Alfredo Soy. El Cuerpo de Jurado Técnico, vertiente danza, estuvo integrado por los profesores Gabriela Ávalos, Raúl Cerdán Aguirre y Pablo Feu

La locución de este gran cierre estuvo a cargo de Mélani Servín. Asistencia técnica personal del Teatro Vera. Asistentes de producción sub-sedes certámenes pre fiesta nacional del chamame Sofía Morales, Sergio Sosa y Adrián Chao. Producción general certámenes pre fiesta profesora Margarita Mambrín. Producción general Instituto de Cultura de Corrientes.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Huellas del atardecer de Yoshi en el Teatro Vera

Días atrás cerró el Ciclo Nuevos Sonidos del Guarán con el compositor y cantautor Yoshitharo Kuroki. El Teatro Vera desbordó de colores, canciones, música, público, origamis, felicidad. El concierto denominado "Atardece" regó al público con canciones y una renovada energía del litoral. "Muchas gracias por estar acá a todos ustedes. La mayoría sabe que es un momento muy especial para mí. Esto está pensado desde hace un tiempo para que ustedes se lleven de acá un espectáculo con todas las letras", destacó Yoshitharo entre canción y canción.

por paulo ferreyra
Fotos Guillermo Billordo


Tras las palabras de bienvenida del Teatro Vera apareció Federico Molina, sonrisa puesta desde siempre, irrumpe en el escenario para presentar algunos detalles de cómo se desarrollará la velada. "Antes que nada muchas gracias por venir. Esta es una noche muy especial. Quiero contarles que habrá algunas pausas, quizás haya que repetir algún tema según lo indiquen quienes están filmando este espectáculo. Gracias a todos los amigos que hicieron posible este recital. Muchas gracias por venir y tengan ustedes muy buenas noches", subrayó y se alejó en silencio.

Al elevarse el telón apareció la imponente banda de Yoshitharo Kuroki. Esta escaba conformada por Nicolás Balmaceda en trompeta, Claudia Pinsker en saxo, Julián Martelotto en trombón, Claudio Candia en piano y sintetizadores, José Víctor Piñeiro en primera guitarra, Emiliano Alegre en segunda guitarra, Soledad Urbano en percusión, Ricardo Olmedo en batería, Elías Cochia en bajo , María Belén Arriola en violín, Alejandro Bendersky en violonchelo y Alejandro “Tato” Ramírez en acordeón.


La música de Yoshitharo irrumpió como un rayo, después su voz se extendió mansa, cálida, fresca. Hay más de diez músicos en el escenario, las luces se bifurcan entre los colores azul, amarillo, rojo, verde. El silencio del público desde el inicio coquetea con la sonoridad de la velada. Algunos bebes balbucean tímidamente mientras otros niños observan en un mutismo envidiable.

Los silencios, la pausa musical que hubo entre tema y tema funcionó perfectamente como el zaguán a un universo distinto. Después del segundo tema, regado por los aplausos de los presentes, Yoshitharo les dio la bienvenida al público. "Muchas gracias por estar acá a todos ustedes. La mayoría sabe que es un momento muy especial para mí. Esto está pensado desde hace un tiempo para que ustedes se lleven de acá un espectáculo con todas las letras. Voy a mostrar mis canciones de la manera más sincera posible. Ahora me acompaña esta banda que hemos intentado armar y decorar todo lo que vengo haciendo", expresó y la música siguió regando la noche.


"En el programa de mano están las canciones que vamos a ir haciendo. En algunas banquetas hay origamis para que también se lleven un recuerdo. No sabía que había tanta gente, realmente estoy muy contento. Quienes me conocen saben que vengo haciendo estas canciones hace un tiempo. Sin embargo ahora tengo el privilegio que me acompañen estos tremendos músicos. Con ellos todo se hace más fácil. Creo que esta oportunidad se da siempre y cuando uno insiste con lo que busca, con lo que quiere, con su verdad. Gracias a todos", expresó y los aplausos estallaron.

Durante la velada se escucharon algunos temas como Santa Elena, Luces, Corazones blancos blandos, Como un río, Eneros, Va a llover, Las canciones, atardecer, Días de aquellos, Tibia noche, entre otros.

Ya hace media hora de espectáculo y aún sigue ingresando gente a la platea, parte de la tertulia está ocupada, hay gente también en las galerías que ocupan el segundo y tercer piso del Teatro Vera. Los músicos por momentos se regalan sonrisas en el rostro, se los ve felices, animados. En el escenario cuelgan origamis que se mesen lentos, una niebla blanca cubre parte del escenario, los músicos que hacen viento quedan por momentos ocultos en esa niebla. La noche sigue su derrotero de música, silencio, aplausos, música.


En los silencios hay tiempo para miradas, gestos, Yoshi gira mientras los músicos lo buscan con la mirada, con el cuerpo, con los instrumentos prontos al primer acorde. Todo parece suavemente cuidado. La voz en el momento justo, el rec en el preciso momento, hasta los origamis se detienen el tiempo, el espacio, la respiración, el silencio que vuelve como un juguete mecánico. Aparece Lushie, una bailarina de blanco inmaculado y se lleva también ella varias miradas.

Sobre la mitad del concierto volvió aparece Federico Molina, en esta oportunidad para leer algunas palabras para Yoshitharo. El piano comenzó a deslizar sus melodías y Federico expresó, "hablar de las canciones de Yoshi es oler el monte y estar ahí. Jugar a la pelota. Sentir las canciones es escuchar todo el litoral a la hora del sol. Al escuchar algunas canciones todas las promesas se vuelven realidad. Los sueños se vuelven alcanzable. Vamos a seguir mojándonos con este recital con gusto especial, gusto a monte, río, a barrio, con gusto nuestro", sobre el final hizo una pausa. "Amigos sigamos acá en el Teatro Vera viendo como atardece", concluyó.

Tras estas palabras vuelve el silencio, agudo, fino, tenso que estalla en alguna tos o en el crujido de la butaca. Todos expectantes, Yoshi vuelve ahora con otro vestuario, guitarra en mano para recrear la intimidad de sus composiciones.

"También quería compartir con Ustedes esto que hago hace muchos años, tocar solo con mi guitarra, no quería perderme la oportunidad de hacerlo en este escenario. Además quería mostrárselo a quienes hoy me ven por primera vez", se excusó Yoshi en todo amable y suave. Los aplausos eran como un torrente, enérgicos y abrazadores.

La noche cerrada comenzó a despedirse lentamente. Hubo tiempo para presentar a Tajy, "ellos hacen un nuevo chamame", expresó Yoshi. "Me puse contento con su obra y ahora tengo el agrado de compartir este tema que vamos a grabar en el disco con el trío Tajy", deslizó y los aplausos volvieron como una nube que sigue ahí latente.

Sobre el final agradeció a mucha gente que estuvo involucrada en este concierto, entre ellas a Griselda Cazorla por su incansable trabajo en varios frentes. El público despidió de pie esta nueva propuesta musical. Yoshi fue más allá de la música autóctona. Con los instrumentos, con la poesía, con la cadencia, con el río, con el monte de la región construyó sus canciones, canciones del litoral con proyección a los nuevos sonidos del guarán.

martes, 22 de noviembre de 2016

Presentarán en Buenos Aires el libro de Blasito Martínez Riera

El próximo jueves 24 de noviembre se presentará el libro de "Blasito Martínez Riera - El Quinto Grande del Chamame" escrito y compilado por Blas Martínez Riera. A este gran acontecimiento para la música invitan el Gobierno de la Provincia de Corrientes, Reina Arte e Editorial Amerindia. La presentación tendrá lugar en la Casa de la Provincia de Corrientes en Buenos Aires el marco de "La Noche de las Casas de Provincias" actividad donde las provincias abren sus puertas para mostrar su arte en Buenos Aires. En la velada también se presentarán un video del cual se extraen algunos testimonios sobre Blasito Martínez Riera.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


Ya cuando el sol se haya ido de la ciudad de Buenos Aires y los duendes de la noche se alista en la calle, la Casa de Corrientes se vestirá de fiesta para la presentación del libro de "Blasito Martínez Riera - El Quinto Grande del Chamame" escrito por Blas Martínez Riera. En la oportunidad se presentará un documental sobre la vida y obra de Blasito. También habrá presentaciones artísticas con Blas Martínez Riera Grupo, Los Hermanos Blanco, Luis Cardozo y su Grupo Mburucuyá, Grupo Ocaso, Ernestito Montiel con el El Cuarteto Santa Ana y Pancho Escalada, todo esto con entrada libre y gratuita.

Este libro nace con la intensión de desasnar algunas cuestiones sobre Blasito. A menudo escuchamos algunas de sus andanzas, historia sobre cómo fue su muerte, su música, sus composiciones, entre otros temas y nosotros fuimos parte de su vida y de su historia. En ese marco queremos desasnar los rumor y contar algunas cuestiones tal cual sucedieron”, resalta en comunicación telefónica Blas Martínez Riera. En el libro se va un poco más allá de la vida musical de Blasito, además hay un gran material y documento fotográfico que viene a sostener toda la historia del “quinto grande del chamame”. En los próximos días ampliaremos esta mirada sobre el libro de la mano del autor con una extensa entrevista en esta misma revista.



Durante la presentación del jueves 24 de noviembre se proyectará un video sobre la vida de Blasito Martínez Riera preparado por la familia y amigos. De este video adelantamos algunos testimonios de los músicos que enviaron sus saludos y su apoyo a esta presentación. Por ejemplo han hecho llegar sus saludos Mauro y Simón Merlo, quienes abrazan a la familia Martínez Riera por este hecho de suma importancia para la música chamamecera. Por su parte Monchito Merlo expresó: “quiero felicitar inmensamente a la familia Blasito Martínez Riera a quien que tuve el gusto y el honor de haberlo conocido personalmente. Recuerdo cuando llegaba a casa allá en Pueblo Nuevo, cerquita de Rosario. De esta localidad salió el tema que compuso mi padre Ramón Merlo junto a Ernesto Montiel titulado Pueblo Nuevo. Recuerdo que lo veía y tuve la suerte de conocerlo a Blasito. Hoy a través del tiempo ver que sus hijos siguen luchando como luchó el por el bien de nuestra música y sin lugar a dudas es el quinto grande del chamame. Los felicito por este libro. Auguramos y creemos que será un éxito cósmico en nuestra vida musical chamamecera. Felicitaciones a toda la familia de Blas Martínez Riera”, concluyó Monchito Merlo.



También hicieron llegar sus saludos por este gran acontecimiento Edgar Duarte, el trovador sauseño. Los Hermanos Barrios y los Hijos de los Hermanos Barrios. “No podíamos estar ausente en la presentación del Libro de Blasito Martínez Riera el Quinto Grande del Chamame. Les deseamos mucha suerte a Ernesto y a Blas, nuestro deseo es que esto sea un éxito y se difunda como se merece el maestro Blasito”, destacaron las Hermanas Veras quienes además cantan y brinda una serenata.



Otro de los músicos que también envió un video para hacerse presente en este lanzamiento es el Chango Spasiuk, quien por razones de gira se encuentra fuera del país. “No puedo estar presente en el lanzamiento del libro. Me hubiera gustado estar por mi profunda admiración por el petizo de oro del chamame, por el gran Blasito Martínez Riera. Hablar de él es poco lo que puedo decir, por su inmensa obra, Blasito es fundamental en la historia del chamame y es particularmente un músico muy importante. Blasito ha sido contemporáneo de los cuatro grandes del chamame, como Ernesto Montiel, Transito Cocomarola, Isaco Abitbol, Tarrago Ros, convivió profesionalmente y en la vida con estos compositores, aprendió y tomo algo de cada uno de ellos pero reformuló absolutamente todo ese conocimiento y desarrolló una discografía, un estilo, una forma y un concepto sonoro dentro del chamame. Soy un profundo admirador de su obra, se me vienen ahora algunos de sus temas como “olor a fuelle”, “quiero morir en mi pago”, “homenaje a la colorada”, entre tantos otros que podría nombra. Este acontecimiento es una oportunidad para volver a su discografía”, subrayó el Chango Spasiuk /Con Audio/.

Ahora cargado de dulzura, humor, afecto, también se hizo presente en estos videos Antonio Tarragó Ros. Antonio desde el inicio expresa su afecto por la familia Blas Martínez Riera. Luego recuerda que conoció a Blasito siendo muy gurisito. “Blasito había ido a Curuzú en la década del 60, era luminoso, brillante, muy joven, y cuando tocó el bandoneón nos deslumbró a todos”, comentó y además se adentró en una anécdota muy pueblera, exquisita. Luego recordó que Blasito “buscaba la perfección, buscaba la perfección no para él sino para el chamame, para esta música que nos contiene, que nos hace sentir vivo, que nos da un sentido de pertenencia, Blasito es un sacerdote de esta religión chamamecera, ahí está en nuestro corazón, en el talento y en las manos de sus hijos. Adoro a sus hijos y acá va todo mi cariño”, concluyó con una sonrisa en sus labios.

Además de estos testimonios también dejaron sus saludos Los Alonsitos, Gustavo Miqueri, Los Matua Mercedeños, Javier Solis, Alfredo Almeida, Matías González, entre otros.

viernes, 18 de noviembre de 2016

El amparo para cumbieros y chamameceros

El Coliseo es la cita obligada de cumbieros y chamameceros en Resistencia”. Mariel Luna escribe, describe, cuenta cómo es un domingo diferente para las mujeres y los hombres que hacen su vida más dulce al amparo de la música y de una cultura incomparable.

Por Mariel Luna

En el corazón de Villa del Oeste, a metros de la Rural, por la avenida Alvear, el lugar se comienza a poblar. A esta hora las mujeres son mayoría, y claro, aprovechan la oportunidad, porque hasta las cinco, el precio de la entrada es sólo la mitad. Los hay de todas formas y colores, de todas las edades, de todos los orígenes. Uno pasa el portón de entrada y automáticamente es parte de un mundo diferente, diverso, sin igual.

Este escenario, que existe desde el 16 de febrero del 2008, hoy ofrecerá a su público ocho bandas en vivo: cuatro de cumbia y cuatro de chamamé, lo necesario para conformar a un público fiel como el que tiene. Con canastos, mate, pastafrola, tereré o algún aperitivo, llegan los primeros en busca de la mejor ubicación para este momento de calor, y para el resto de la velada.


Seguro hacen más de 35 grados, apenas hay viento y el sol desafía a los pocos que se animan a bailar. Una mujer de unos 38 años, con una calza roja que le marca hasta el signo zodiacal mueve las caderas como si fuera la última vez, y eso que la tarde recién empieza.

Después de las cinco, la entrada general cuesta 100 o 120 pesos, cada uno de los cuales valen la experiencia. Venir a este lugar es una aventura a mi entender similar a visitar las Cataratas o subir una montaña.

Podés, por ejemplo ver a Osvaldo, un señor bailarín que con su pantalón verde y su camisa azul, un rey que no para de quebrar las caderas en la pista. Muchos ya se conocen, aunque intercambiar parejas -se nota que cada par tiene un código-, es algo que no se comparte y que existe desde que coordinan el primer paso, al son de la música.

A las 18, la primera banda ingresa por la puerta principal, uno detrás de otro pasan los músicos por el medio de la pista y empiezan a desplegar los instrumentos en el escenario. Debajo de ellos, una base roja con la inscripción de “Coliseo Disco”, confirma el aquí y ahora.

Alrededor, en las paredes, dibujos de palmeras sobre una base verde insertan la ilusión de estar en una playa. Pero no, es Resistencia, en pleno noviembre, en plena ciudad. Diamante Vallenato se llama el conjunto que es presentado por el Tinelli local, un locutor de larga trayectoria, conocido por su apodo: se trata de Hugo “Pajarito” Gómez.

Verlo llegar recuerda la temperatura, pues el hombre trae consigo su ventilador turbo, como una herramienta más de trabajo. Suena la banda, y en el medio de la pista tres gauchitos se agrandan en sus pasos alrededor. Y son gauchos, literalmente tres niños de unos 10 o 12 años- vestidos como si hubieran venido a caballo y con actitud en coherencia -ellos son reflejo de una costumbre que indica que los que traen ese atuendo no pagan la entrada.

Sus tres damas los acompañan. Al lado, también una pareja veterana, de unos 55 años le ponen todo el empeño a su performance: bailan como lo hacían en los videos de archivo, cuando Gerardo y los Chaques daban sus primeros pasos, allá por los 90. Unos pasitos cortitos, otros más largos: acá no hay fórmulas, y ver en detalle los movimientos de cada pareja confirma que cada una maneja un código.

Ya se prenden las luces, y las mujeres que vinieron temprano se inquietan a la espera de que los damos las inviten: se intercambian miradas y hay algún que otro movimiento de cabeza, que hace de señal de invitación. --No sé bailar, recién estoy aprendiendo, dice Osvaldo, que para cuando llegó la segunda banda había dado por lo menos 30 vueltas a la pista.

Su compañera, una mujer delgada de minifalda, lo acompaña perfectamente, ya sabe cuándo va a frenar, cuando hay vuelta y cuando hay descanso. No hay sobrepeso que pese, y la música es como demonio que se apodera de ellos.

Tortas fritas, empanadas y pizza son algunas de las comidas que se pueden conseguir en el lugar; para tomar, vinos, cervezas, gaseosas, soda o agua, y para los cuerpos gastando energía, hay un momento en el que todo es válido. Los Vecinos es la segunda agrupación, unos jóvenes chamameceros que entusiasman a las parejas y provocan que más uno esté bañado en transpiración.

--Hay algunos con los que no se puede bailar porque son muy pesados, te cansan, dice una de las primeras en llegar, y que para esta hora ya calentó las tabas.

“Lo bueno es que acá hay mucho respeto, y si te invitan a bailar y no querés, nadie te molesta”, asegura Pajarito y la mujer lo confirma, cuando dice que si hay uno con el que no se lleva, ya no vuelve a bailar con él. Es un acuerdo tácito. Las hay con shorcitos, las hay con calzas, las hay de vestido, y las que usan jean, las hay de fiesta y las hay de entrecasa.

Acá todo es posible, uno paga la entrada y entra. Ya es la noche y se empieza a acercar la hora pico. Soto Godoy toca chamamé y ya nadie resiste la tentación, todos a la pista. Sigue Ramírez Otazo y la velada está en su mejor momento.

El cierre está a cargo de D’stellos y Jorge Rubens, bandas de cumbia chaqueña con cientos de seguidores. Pasaron las 10 de la noche, y los que tímidos entraron, ya tuvieron tiempo de perder la vergüenza. Empezó la cuenta regresiva, sólo queda disfrutar.


Gentileza Mariel Luna – Diario Norte Resistencia.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Trazos de pintura en el Cine del Museo de Bellas Artes

El Museo Provincial de Bellas Artes “Doctor Juan Ramón Vidal”, dependiente del Instituto de Cultura de la Provincia de Corrientes, inició en el presente año un Ciclo de Cine sobre Arte. "Abrimos este Ciclo con muchas expectativas y el público nos fue acompañando en cada proyección. Este año nos hemos suscrito sólo a películas relacionadas con artistas plásticos, pero para el año 2017 ensancharemos la propuesta con películas sobre escritores, músicos, entre otras ramas de la cultura", adelantó Luis Bogado. En tanto que este viernes 18 de noviembre, a las 20 horas, se proyectará la película Renoir, dirigida por Gilles Bourdos con guión de Gilles Bourdos,Michel Spinosa y Jérôme Tonerre, apta para mayores de 18 años. El ciclo es con entrada libre y gratuita.

Por paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


El silencio se agudiza al extremo de percibir alguna respiración. En la Sala Eloísa Torrent del Museo de Bellas Artes de Corrientes los viernes se detiene el tiempo, corren ahí por un momento la poesía, las imágenes, la fotografía, el sonido, el cine. El público llega sobre la hora, a las 20 está anunciado el Ciclo de Cine en el Museo de Bellas Artes, cinco minutos antes comienza a llegar e invadir la sala jóvenes y adultos.

Antes de la proyección Luis Bogado, promotor, gestor, curador y creador del Ciclo de Cine presenta la película. El mismo se encarga días previos de enviar algunos anuncios vía Facebook, Instagram, Twitter. Habla pausado, la sonrisa puesta, brinda detalles para que los espectadores conozcan algunos datos e información de lo que están por ver en la gran pantalla de Cine.

“Este año nos animamos hacer algo diferente con esta propuesta del cine y hemos recibido el acompañamiento del público. En primera instancia lo concebí sólo en el marco del cine y las artes visuales, sin embargo ya estamos proyectando para el Ciclo de Cine 2017 y ahí se abrirá el Ciclo también a las otras ramas del arte, vamos a incluir literatura y a la música, por ejemplo”, comenta ahora Luis Bogado.

Desde el inicio del ciclo se han proyectado películas como Mr. Turner de Mike Leigh, Goya de Carlos Saura, El Mural de Siquiros de Héctor Olivera, Frida de Julie Taymor, El Greco de Yannis Smaragdis, entre tantas otras.

Este viernes 18 de noviembre, a las 20 horas, se proyectaría la película Renoir, dirigida por Gilles Bourdos con guión de Gilles Bourdos, Michel Spinosa y Jérôme Tonerre; apta para mayores de 18 años. El ciclo es con entrada libre y gratuita.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Luis Maulin presenta Una Canción en Sí

Luis Maulin presenta "Una Canción en Si" todos los viernes de noviembre en Casa Bonita. En esta etapa del año el verano ya se sienten las noches cálidas que se prestan para sentarse en el patio, tomar algo, compartir en familia, con amigos, también para sentir y disfrutar de la música. Así de simple y profundo se propuso el ciclo que comenzó el viernes y se realiza en Casa Bonita de la mano de Luis Moulin. Esta propuesta de cada viernes se extenderá hasta el 2 de diciembre para contar y cantar algo personal, emotivo, para transformar las noches en Una Canción en Sí.

Gentileza Maira Boyeras


Este ciclo pertenece a una nueva apuesta y desafío de Moulin. Pero su montaña rusa está lejos de ser revoltosa y disparatada. Nos presenta la aventura de un hombre que se descubre y reinventa en cada canción, que emociona y transmite esta emoción a quien lo comparta.

En "Una Canción En Sí" Luis se permite mostrar y mostrarse tan solo con su guitarra y su voz, algo que según él mismo "no hace desde la secundaria". El resultado es una propuesta aún más íntima que su edición anterior de sus "Ensayos Abiertos", donde expone porqué elige cantar lo que siente y lo que vive.

El objetivo es también sencillo; llevar un mensaje, contar historias, costumbres y hablar del amor desde un lugar positivo. Permitir que el silencio de paso a la emoción y en definitiva, llegar al corazón de los que quieran y gusten participar. Y lo logra, con historias que conmueven y con las que el público se identifica transformando el encuentro en una juntada entre amigos y familia.

El escenario parece haber sido especialmente elegido ya que Casa Bonita es una casa antigua que hace ya un tiempo abrió sus puertas como espacio para compartir cultura, música y platos cocinados con el amor que Larisa Marx pone a la cocina. La invitación es la de compartir en lo que será una propuesta de cada viernes hasta el 2 de diciembre para contar y cantar algo personal y emotivo y para transformar las noches en Una Canción en Sí.

martes, 15 de noviembre de 2016

“La música es la perfecta combinación de las almas”

El próximo jueves 17 de noviembre se presentará en Sherwoos “Listo Quedamo Así”. La banda está liderada por el legendario Pochi Fernández y los músicos Luis Cadau, Brian Fernando Acosta, Cesar Girard, Valeria Gómez, Julio Ledesma, Gabriel Soto, Federico Falcón y Paula Escalante Lisardia. “La música es la perfecta combinación de los sonidos pero también es la perfecta combinación de las almas. Con el grupo fui muy claro desde el inicio, establecí una metodología de trabajo para el grupo y la metodología es trabajar, trabajar, trabajar”, cuenta Pochi en esta charla. En esta primera presentación “el show incluirá los temas del primer disco, algunas otras cositas y sorpresas”, adelantaron. La cita es a las 22 horas.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar


Cuando se habla un músico legendario se hace referencia a su leyenda, personas que son admiradas y que se recordaran con el paso del tiempo. Pochi Fernández entra en esta categoría por la consideración de sus pares y por melómanos. Ahí cuando algunos cuentan su currículum él cuenta que integró la Bersuit, trabajó con Soledad Pastorutti, Jorge Rojas, Antonio Birabent, Daniela Herrero, Teresa Parodi, Cesar Isella, Javier Calamaro, Luciano Pereyra, entre otros. Después de muchos años en el exterior, Europa, Estados Unidos, Buenos Aires, ahora ha vuelto a Corrientes y ese fue nuestro punto de partida para esta charla.



“Te cuento – dice desde el otro lado del teléfono en tono muy amable. Estuve muchos años afuera, en Buenos Aires y en el exterior. Siempre estaba yendo y viniendo durante treinta años. Después fui acunando la intensión de plasmar también mis composiciones pero el hecho de estar a disposición de otros músicos hizo que esto siempre se vaya postergando para más adelante”.

“Llegado el momento me tomé un tiempo con la familia. Estuvimos viviendo en las Sierras de Córdoba y estando ahí tomé la decisión de hacer un disco con mis composiciones. Una vez que tenía ya el formato de lo que quería hacer musicalmente me dije que ya era tiempo de volver a Corrientes y hacer base en esta tierra. La intención es moverme desde acá, este es fue el motivo y lo que me trajo de vuelta a Corrientes”, cuenta.

Ahora Pochi Fernández conformó la banda “Listo Quedamo Así”. Sobre el proceso de esta formación relata que después de su llegada a Corrientes se tomó un período para ir a escuchar a los diferentes músicos, no solo en los grandes escenarios sino también en los circuitos alternativos. “Fui a escuchar a ver qué hacían. Salí a escuchar a los más jóvenes y me di cuenta de que había un nivel muy parejo y que los chicos tienen un vuelo interesante, no todo pasa por la música autóctona sino que también hay avidez por hacer otras músicas. Hay jóvenes con otras inquietudes y ganas de hacer otras músicas. Al ver esto me dije que esta bueno focalizarse en ellos porque tienen el mismo empuje o más empuje que otros músicos que ya tienen rodaje. Además esto sirve para agrandar la cancha y el campo musical”, comenta.

Pochi Fernández y su banda “Listo Quedamo Así” ya están grabando parte de su primer disco, algunas bases y el show de este jueves 17 de noviembre será una oportunidad para hacer efectivos estos temas. “A los temas hay que amasarlos, hay que tocarlos, hay que sentirlos, tienen que madurar. Yo no creo más – por experiencia - en eso de que tocar un disco nuevo es lo real. Para mí lo real es sentirlo en vivo, sentirlo en cada sensación, sentirlo en cada show. La música es muy especial. La música no es un cd que pones y escuchas y suena igual, hay días que te sentís más alegra, menos alegre, más tristes, menos triste, tiene que ver con ir dándole una dosis de anti cuerpo a cada tema y a cada música. Creo en eso”, afirma, subraya, hace silencios para acentuar cada palabra.

“Soy de la vieja usanza. Todo lo que se viene haciendo durante mucho tiempo está por algo, uno cuando escucha un vinilo es música que está tocada con una gran sensibilidad, el músico estaba sumamente incorporado con la música. No la música al músico. Sino que el músico a la música. Esto no es armar una máquina y que todos toquen determinados temas, esto va mucho más profundo. A veces tratamos como algo trivial o superficial a la música cuando la música es mucho mucho más profunda”.

Ahora Pochi respira hondo, hace otra pausa corta, se entusiasma y sus palabras ahora salen como en pequeñas cascadas acentuando cada concepto. “La música es la perfecta combinación de los sonidos pero también es la perfecta combinación de las almas. En este sentido fui muy claro con lo que quería, establecí una metodología de trabajo para el grupo y la metodología para el grupo es trabajar, trabajar, trabajar. Esto nos lleva a ensayar casi todos los días y a trabajar mucho, esto es lo que estamos haciendo, ensayamos, relacionarnos, charlar, cuestionarnos, preguntarnos, analizar, escucharnos, ver lo que cada uno sentía en cada tema, con su instrumento. Fuimos buscando el sonido a las guitarras, soy percusionista pero para hacer cada tema me base en el sonido de las guitarras. Fuimos buscando el sonido a cada arreglo, básicamente fue fácil porque se entusiasmaron a la metodología de trabajo. Hay una sola forma de trabajar y esa es poner en peño todo los días. Si sos músico tenes que trabajar todos los días así como un oficinista que va todos los días a trabajar. Tengo un grupo fantástico”, desliza y no se ve a través de las líneas telefónicas, pero estas últimas palabras salen henchidas de orgullo, de esperanza, de creencia en el grupo humano, salen del pecho.

El nombre del grupo “Listo Quedamo Así” viene de uno de los temas nuevos. “Cuando decidí armar el proyecto pensé que tenga una identidad y una marca netamente argentina. El disco va hacer editado en Madrid y por ello quería que el nombre fuera bien argentino. De ahí nace el nombre del grupo”, cuenta.


En el show podrán escucharse los temas de este primer disco, algunas otras cositas y sorpresas. Son temas propios, pero en el show vamos hacer un homenaje a dos compositores, a dos poetas, un homenaje a Sting y otro a Hamlet Lima Quintana. “Creemos que la gente va a estar contenta durante el espectáculo y que saldrá contenta, hemos trabajado bastante, además tenemos las ganas y en la banda hay una relajación muy linda. No tenemos los nervios del show sino ganas de trasmitir todo lo que venimos trabajando”, cuenta. Las canciones están basadas en historias de amor y cotidianas, desde lo musical hacen una recorrida desde lo latino, pop, funky, rock, jazz, soul.

viernes, 11 de noviembre de 2016

"La pampa reverberaba en sus cuerdas"

Días atrás estuvo por Corrientes el maestro Osvaldo Bucuruá. La escusa fue un taller de Música Popular en el Museo de Ciencias Naturales, Amado Bonpland. En el cierre brindó un concierto donde además compartió el escenario con Eduardo Javier Larrosa y los alumnos del taller. "Fue un concierto hermoso. El repertorio lo armé con cosas de mis discos anteriores, además invité a tocar a Javier Larrosa y a los alumnos del taller. Entre todos hicimos un concierto con mucha variedad en el marco de un público muy importante, muy atento, muy respetuoso, muy cariñoso, que escuchó con atención cada una de las piezas que se tocaron", comentó Osvado.

paulo ferreyra
paulo.ferreyra@yahoo.com.ar



"El Museo Amado Bonpland tiene un registro de nueve a once mil visitas anuales. Hubo picos de catorce mil visitas en un año. Durante el presente año hemos recibido delegaciones de Salta, Jujuy, Santa Fe, entre otras provincias. Además el Museo hace extensiones, sale y recorre la ciudad y ciudades del interior de Corrientes. En el presente año hemos visitamos las localidades vecinas de Paso de la Patria, San Luis del Palmar, Itati", cuenta con gran entusiasmo la directora Clara Arrieta de Mizdraji.

Una familia llega temprano para el concierto de Cierre del Taller de Música Popular impartido por el maestro Osvaldo Burucuá. Para algunos el tiempo se hace miel recorriendo las distintas salas del Museo de Ciencias Naturales. Una familia mira todo con atención, un niño hace preguntas tras preguntas, se suma al diálogo la directora del Museo para recorrer la Sala de Mamíferos.

Ya es noche cerrada, el público cae tardo, pausado, lento, así se van colmando las sillas dispuesta en perfecto orden para este concierto de cierre. Llegan jóvenes, adultos, la profesora Gicela Meza recibe al público con una sonrisa mientras extiende el programa que nos espera en la velada.


Las paredes del improvisado auditorio que nos alberga en la noche está cubierta con la muestra de “Fauna y Flora”, de Chipá Kingdom. La misma son fotografías de la naturaleza correntina. Ahora el bullicio crece en tanto siguen llegando jóvenes para esta velada. Un niño con sus balbuceos, sus pasos entre cortados, su gemido, su cadencia, sus manos pequeñas se llevan algunas miradas.

A las 21, media hora más tarde de lo pautado, comienza el Concierto de Cierre del Taller de Música Popular. Gicela Meza se dirige a los presentes contando los fundamentos y los objetivos de la Fundación Juntos por la Música. Después se adentra en detalles de lo que significó este taller de Música Popular, por ultimo lee algunos fragmentos de la extensa biografía del concertista.

Luego aparecerá Osvaldo Burucuá. Pelo blanco, barba blanca, sonrisa puesta, rostro apacible, camisa roja, pantalón negro, zapatos negros sombríos, guitarra en mano. Sin mediar palabras la música irrumpe con todo su candor, energía, fuerza, esplendor, río ñaró de corcoveos rápidos. El público escucha con atención, muy pocos toman sus celulares para registrar en fotos o videos este momento. Las cuerdas conquistan la noche.

Después de comenzar con composiciones clásicas del folclore argentino, Osvaldo Burucuá compartió sus temas, "Cueca para Luis" - tema dedicado a Luis Salinas y "Paisaje". "Espero que lo que se haga acá en escena llegue a todos ustedes. Espero que de corazón les guste y muchas gracias por venir esta noche", expresó en un momento de la velada. Luego continuó con "Cruzando el llano", "Huella Urbana", entre otros temas. La música se volvió mansa, dulce, cadenciosa, la pampa reverberaba entre las cuerdas.

Ya sobre el final Osvaldo Burucuá invita a Eduardo Javier Larrosa, el músico se acerca con una sonrisa silenciosa y ojos vivos. Ahora las guitarras se unen, dialogan, juguetean interpretando composiciones de Javier Larrosa, "Recuerdos del campo" y "Zapateando". El cierre fue con los dos profesores y los alumnos del taller de música popular interpretando "chacarera de las piedras" de Atahualpa Yupanqui.

"El contacto con la gente del taller fue inmejorablemente bien, mucha gente con mucha disposición para tocar y hacer música, mucha diversidad de estilos. Además todos pusieron lo mejor de sí para este taller, también se sumaron músicos profesionales que le dieron riqueza al resultado final", comenta ahora días después Osvaldo Burucuá.

"El concierto de cierre fue un concierto hermoso. El repertorio fue armado con cosas de mis discos anteriores. Toqué e invité a Javier Larrosa para tocar algunas piezas juntos. Entre todos salió un concierto con mucha variedad que salió un poco del concierto de guitarra sola. Además con un marco de público muy importante, muy atento, muy respetuoso, muy cariñoso, que escuchó con mucha atención cada una de las piezas que se tocaron".

Por último, en esta charla telefónica que volvemos a tener con Osvaldo Burucuá, ahora el de vuelta a Buenos Aires y este redactor aquí en San Martín, Chaco. "El día de la tradición lo vivo como siempre, con la confirmación y con la certeza de haber elegido esta línea estética para expresarme. Yo llego a elegir lo tradicional para proyectarme como un estilo de vida, por amor a primera vista a este estilo de vida. Desde lo musical te puedo decir que llego a lo tradicional por admiración y constante embelesa ante nuestros músicos y poetas, creo que eso como cualquier relación amorosa tiene que surgir de manera natural y no forzada", concluye Osvaldo en relación al día de la tradición celebrado días atrás.